Valentino Rossi sospecha de Marc Márquez (¡Caza de brujas en Yamaha!)

stop

Aumenta el malestar del piloto italiano con el actual campeón del mundo

Valentino Rossi reconoce la verdad más dura al salir del Hospital de Rimini | EFE

19 de diciembre de 2016 (11:03 CET)

Valentino Rossi sigue obsesionado con Marc Márquez. El piloto italiano se desespera cada vez que el actual campeón del mundo elogia a Maverick Viñales, su nuevo compañero de equipo, convencido de que persigue un enfrentamiento entre ambos pilotos.

El Doctor celebró la salida de Jorge Lorenzo de Yamaha y, sobre todo, el fichaje de Viñales. Hoy, en cambio, tiene muchas más dudas. Cree que los comentarios positivos de Márquez al piloto de Figueres pueden influir negativamente en la convivencia interna de su equipo.

"Maverick Viñales será un duro rival en 2017", deslizó Márquez durante el pasado fin de semana.

Rossi se ha posicionado claramente como el líder de Yamaha y ha pedido a Viñales que trabaje para él en 2017 a cambio de tutelar su carrera deportiva. El italiano está muy motivado por ganar su décimo Mundial y quiere que su nuevo compañero respete su jerarquía.

Viñales, de momento, esquiva cualquier polémica. No quiere problemas con Rossi, pero no renuncia a nada. Márquez lo sabe y alimenta cualquier tensión en Yamaha.

Máxima colaboración

"Será interesante ver lo que pasa en el box de Yamaha. Son compañeros, pero en la pista serán rivales", insistió Márquez, para desesperación de Rossi.

Más nervioso de lo habitual, cuentan personas próximas a Rossi que éste ha pedido la máxima colaboración del equipo para ganar el Mundial de 2017.

Valentino no quiere más filtraciones de su relación con Viñales ni de los problemas de Yamaha. Durante el pasado Mundial, lamentó que Lorenzo recibiera informaciones de su moto que no debería haber tenido.

El piloto italiano ambiciona ganar su octavo título en la categoría reina y confía en su nueva moto, calificada de "revolucionaria" por los técnicos de Yamaha. Todo parece indicar que Honda no está al mismo nivel y no quiere que Viñales se convierta en un problema imprevisto durante el nuevo curso.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad