Valentino Rossi conoce un secreto de Jorge Lorenzo | EFE

Valentino Rossi se carga a Jorge Lorenzo con un ‘top secret’ de Marc Márquez

stop

El italiano maneja una información crucial sobre el balear

22 de octubre de 2017 (13:47 CET)

Guión perfecto. Aunque no para todos. Marc Márquez se alzó con la victoria en el Gran Premio de Australia celebrado este domingo, consolidándose así en la cabeza de la clasificación del Muindial de MotoGP y dejando casi visto para sentencia su cuarto título en la máxima categoría del motor.

Con 269 puntos y a falta de dos carreras, difícilmente Andrea Dovizioso, segundo con 236, le arrebatará el título al catalán. El italiano fue decimotercero y se dejó más de la mitad del trabajo de esta temporada por el camino. Y es que sumando 15 puntos, el ilerdense será campeón.

Cara y cruz

Por momentos, la alegría se desbordaba en el box de Honda. Una imagen que contrastaba con la frustración de Ducati. El equipo de Bolonia ha tenido el triunfo al alcance de la mano, pero si no ocurre nada sumamente extraordinario, deberán esperar a la temporada que viene para volver a intentarlo.

Para entonces confían en hacer un mejor papel, pues contarán Dovizioso con ganas de venganza y con un Jorge Lorenzo ya adaptado a la Desmosedici.

Un Lorenzo que, precisamente, no era de los más afectados en la escudería italiana. Todo lo contrario. El balear estaba radiante, feliz y tranquilo. Y Valentino Rossi, que le conoce bien de su paso por Yamaha, lo sabe. El motivo es que finalmente, el compañero de Jorge y segundo piloto del equipo, Andrea, no le pasará la mano por la cara.

Salva el pellejo

El pentacampeón llegó como una estrella a Ducati, donde le convirtieron en el piloto mejor pagado de la parrilla, y temía que Dovi le dejara en evidencia ganando el campeonato.

Ahora el mallorquín respira tranquilo. Sabe que si hubiera ganado su compañero hubiera tenido incluso problemas para seguir el año que viene, por no hablar de su continuidad más allá del 2018.

La victoria de Márquez fue como una botella de oxígeno para el español, que respira tranquilo a sabiendas de que la temporada que viene tendrá otra oportunidad con un equipo grande. La pregunta es: ¿será la última en Ducati?