Valentino Rossi prepara una revolución para el año que viene| MotoGP

Valentino Rossi prepara una bestialidad en Yamaha (¡Ojo con Marc Márquez!)

stop

El piloto italiano ya trabaja en una revolución que pone en aprietos al de Honda

30 de octubre de 2017 (14:37 CET)

Ya solo falta la celebración. A Marc Márquez le basta con quedar entre los doce primeros en la última carrera de le temporada para proclamarse campeón de MotoGP.

Algo que, si no ocurre una desgracia, todo parece indicar que será así. Con este nuevo título ya serán cinco los que tendrá el de Honda. Sólo cuatro menos que Valentino Rossi. El de Cervera ya ha manifestado que no se bajará de la moto hasta superar al italiano.

Con esta amenaza sobre la mesa, Rossi tiene la mente puesta en la próxima temporada. El mundial de 2018 tiene que ser el suyo, el que le dé su ansiado décimo trofeo. Valentino no quiere perder el tiempo y ya está trabajando con la idea de volver a ser competitivo el año que viene.

Es por eso que en la fábrica de Yamaha en Japón están trabajando a destajo para darle a Vale una moto capaz de ganar el campeonato.

En todas las condiciones

Una moto que no sólo corra bien en seco, como ha ocurrido este año. El propio Rossi declaró tras el último Gran Premio de Malasia que “esta M1 en mojado no se puede pilotar”.

El italiano quiere una moto que vaya bien en todos los circuitos y en todas las condiciones climáticas, algo indispensable para poder luchar codo con codo con Márquez de cara al título.

No sólo Márquez

Y es que Valentino está preparando una revolución con su nueva moto consciente de que no solo tendrá que luchar con Márquez.

Pese al mal año de Jorge Lorenzo, Andrea Dovizioso ya ha demostrado que la Ducati se está erigiendo como una moto muy competitiva capaz de llevar al límite a las Honda y la Yamaha.

Además, dentro de su propio box Rossi está empezando a notar el aliento de un Maverick Viñales que empieza a ser importante dentro del equipo.

Todo eso ha llevado al italiano a forzar la máquina con Yamaha y a pedirles que le fabriquen una moto revolucionaria, una moto campeona.