Valentino Rossi hace una pregunta (o hay escándalo. Y no va de Marc Márquez, ni Jorge Lorenzo) | EFE

Valentino Rossi hace una pregunta (o hay escándalo. Y no va de Marc Márquez, ni Jorge Lorenzo)

stop

El piloto italiano explota e incendia el Mundial de MotoGP

26 de septiembre de 2018 (12:30 CET)

​Valentino Rossi está más que cabreado. El piloto italiano es consciente que su Yamaha no hace más que ir bajando su rendimiento tan bruscamente que lograr la tercera plaza en la clasificación final del Mundial de MotoGP esta temporada va a ser prácticamente imposible.

Y es que en el último Gran Premio de Aragón la marca japonesa logró establecer un nuevo récord, y no uno de esos que te hacen estar orgullosos, todo lo contrario. El pasado domingo se consumó la vigésimo tercera carrera consecutiva sin ganar. La peor racha de la historia de la marca de los diapasones.

La pregunta de Valentino Rossi

Y Rossi estalló. Y lanzó una pregunta que ha dejado a todo el paddock con la boca abierta. Una pregunta en la que no aparecen ni Jorge Lorenzo ni Marc Márquez. Y es que el ‘46’ ya no esconde los problemas y la falta de planificación de cara a la temporada que viene.

Lo que es preocupante es que, hasta hace algún tiempo, en Brno ya probábamos la moto del año siguiente. Pero desde hace un par de años, no lo hacemos. ¿Dónde está la moto de 2019?”, aseguró Valentino.

Una pregunta que deja más que claro que las dudas y los nervios en Yamaha están a flor de piel. Mientras las otras marcas ya están preparando la base de la moto del curso que viene, en el equipo de Rossi y Viñales siguen dando palos de ciego. O ni eso.

 Valentino Rossi  | EFE

¿Hacia dónde se dirige Yamaha? Ni la estrella del equipo lo sabe. “No sé nada del proyecto”, aseguró en Motorland. Un escándalo que no hace otra cosa que hundir un poco más a un equipo y a una marca que está en horas muy bajas.

Un toque de atención

De hecho, viven de los buenos resultados en la primera fase mientras Honda y Ducati estaban adaptando la nueva moto. Pero ahora que Márquez, Lorenzo y Dovizioso han dado un paso adelante, las Yamaha están muy por detrás.

Hay quien habla del motor, de la electrónica y también de los neumáticos. Las dificultades son tan grandes que Valentino está incrédulo. Y la mejor manera que tiene el italiano de dar un toque de atención a los suyos es plantarse delante de los medios y destapar el escándalo.

De momento las palabras de Rossi ya han surgido efecto: todo el mundo sabe ahora que en Yamaha están más que perdidos. Veremos si encuentran una salida a este largo túnel en el que están metidos. No parece nada sencillo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad