Valentino Rossi mueve ficha| EFE

Marc Márquez o la enganchada con Valentino Rossi (“Lo quería matar”. Y más cosas)

stop

El piloto de Honda se las volvió a tener con el de Yamaha en Mugello

04 de junio de 2018 (14:24 CET)

Las relaciones están muy tensas en MotoGP. Los dos pilotos más laureados de la parrilla, Marc Márquez y Valentino Rossi, no se pueden ni ver.

Márquez no tuvo su día en Mugello. Salió muy agresivo, golpeando a Petrucci, y adelantó a Rossi para situarse en segunda posición. Por poco tiempo.

Al único que no llegó a alcanzar fue a Jorge Lorenzo, líder desde la primera vuelta hasta el final. El piloto mallorquín se mostró muy autoritario y firmó su primer triunfo en Ducati.

También tuvo la suerte de su parte. Y es que cuando parecía que Márquez se le acercaba, su Honda se fue al suelo. Volvió a carrera, pero ya era demasiado tarde.

En la clasificación saltaron chispas

Además de las tensiones que hubo sobre el asfalto entre Rossi y Márquez, ambos se las habían tenido el día antes, durante la clasificación.

Marc no quiso que Rossi pilotase detrás de él para fijarse en sus movimientos y abandonó antes de tiempo para conformarse con una sexta plaza de salida: “No quiero que aprenda de mí”.

Ello ayudó al piloto italiano a garantizar su primera pole position de la temporada, justo por delante de Lorenzo. El balear, en cambio, se mostró muy superior durante la carrera.

Pero el enfrentamiento entre Márquez y Rossi también trascendió más allá del asfalto: “Lo quería matar”. Y es que en Italia recibieron al español de una forma completamente censurable.

Lápida de muerte para Marc

Los tifosi de Rossi dedicaron a Marc un duro montaje basado en una lápida. En ella se podía leer su fecha de nacimiento y la de su supuesta muerte: el día de la carrera.

Junto a la tumba, los hinchas colocaron una malla de pilotaje de Márquez y un esqueleto. Durante la carrera, celebraron más la caída de Marc que el podio de Valentino.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad