Los tentáculos de Valentino Rossi en Moto GP

stop

El tremendo poder del italiano en el motociclismo

Valentino Rossi cierra su primer pacto para 2017 contra Marc Márquez | EFE

22 de septiembre de 2016 (16:06 CET)

Solo tienen ojos para Rossi. Valentino es el rey y señor del motociclismo italiano. Desde hace más de 20 años, il dottore se ha ido forjando un imperio del que a día de hoy nadie le puede apartar. Su país natal le sigue allá donde va, por lo que se ha convertido en la gran leyenda de Moto GP en Italia. Sin embargo, este dominio traspasa fronteras, ya que durante una década nadie le ha hecho sombra. El nueve veces campeón del mundo está acostumbrado a hacer y deshacer a su libre albedrío. Hasta hace pocos años, Vale eclipsaba a todas las estrellas potenciales que el circuito iba recogiendo.

Ahora, las tornas han cambiado. La calidad y los éxitos de Rossi son innegables, pero sin embargo, su protagonismo va menguado. Las nuevas perlas del motociclismo, con Marc Márquez en la delantera, han entrado pisando fuerte y la edad le empieza a pesar al italiano. La hegemonía se le ha acabado, la etapa en la que todos los patrocinadores, la afición y la prensa le buscaban ya es historia. Sin embargo, las consecuencias de estos años de monopolio siguen dejando sus consecuencias. El poder de Valentino en el seno de Moto GP es indudable. Siempre parte con ventaja.

Su poder no mengua en el motociclismo italiano

Aun así, parece que por el momento, il dottore solo empieza a perder poder dentro de la pista, ya que fuera de la competición pura, Rossi sigue teniendo en su palma muchos tentáculos de poder. Valentino se ha implicado en varios proyectos profesionales a nivel individual. VR46 es una de las marcas con más eco dentro del mundo del motociclismo. El piloto de Yamaha es el dueño de VR46 Racing Apparel una empresa que se encarga del merchandising de distintos hombres de la parrilla.

Además, más allá de esto, el italiano también es el propietario de VR46 Riders Academy, una entidad que, con una pista de entrenamiento propia, forma a jóvenes talentos. En este caso, las perlas que acuden a la empresa de Rossi son del país natal del piloto, por lo que el poder que tiene Valentino en el bolsillo no mengua, aunque los resultados en la pista no lleguen. Y es que il dottore se ha volcado para seguir siendo una leyenda del motociclismo italiano cuando se retire de la pista. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad