Las malas lenguas en Ducati acribillan a Jorge Lorenzo

stop

El piloto español se encuentra más problemas de los previstos en su nuevo equipo

Jorge Lorenzo debuta con Ducati en los tests de Cheste | EFE

28 de diciembre de 2016 (22:07 CET)

Jorge Lorenzo aterrizó con polémica en Ducati. Desde que llegó de manera oficiosa, no han parado de sucederle desdichas inesperadas.

Primero se topó con las trabas de Yamaha para que el balear se estrenase con su nuevo equipo. Luego, sufrió en sus carnes una cura de humildad.

El mensaje que le han transmitido es que nada de ser el número uno. Los privilegios hay que ganarlos y, por ahora, compite de igual a igual con Andrea Dovizioso.

De hecho, las fuentes oficiosas aseguran que en estos momentos, el italiano está por delante debido a su veteranía en el equipo. Conoce mejor la moto.

La mala herencia de Iannone

El último aspecto que ha generado tensiones en el entorno de Lorenzo está relacionado con otro italiano: Andrea Iannone.

Las malas lenguas en Ducati, afines al nuevo piloto de Suzuki, aseguran que Lorenzo se ha topado con una horda de hostilidad superior a la esperada.

Al parecer, Iannone contaba con buenos amigos en la escudería italiana. Especialmente en el grupo de mecánicos que trabajarán con Lorenzo.

Nuevos mecánicos

El piloto español tan solo se lleva a su mecánico de confianza, Juan Llansá, que pasará a formar parte del elenco de Ducati. El resto se quedan en Yamaha.

Es por ello que el balear tendrá que aclimatarse a un nuevo equipo de mecánicos que han perdido a su piloto habitual a cambio de Lorenzo.

El mallorquín ha notado esa hostilidad en sus propias carnes. El reto ahora no es solo dominar su nueva moto, sino ganarse la confianza del nuevo equipo.