La verdad que convierte en mentira el próximo Mundial de Fernando Alonso

stop

El piloto asturiano va camino de estamparse con su nuevo McLaren-Honda

Fernando Alonso ya sabe como será su futuro coche | EFE

30 de diciembre de 2016 (21:12 CET)

Los datos oficiales claman al cielo. Son un arma arrojadiza contra Fernando Alonso, el piloto que se cree capaz de luchar contra su particular quimera.

Y esa quimera no es otra que volver a ganar el Mundial de la Fórmula 1. El objetivo, a priori, era hacerlo en 2017. Una verdadera utopía.

Que Alonso gane el Mundial el próximo año es prácticamente imposible. Por varios motivos. El principal es que aún no tiene un coche ganador.

Faltan arreglos aerodinámicos, faltan detalles de ingeniería, mejorar la aceleración, el agarre en curva, el turbo... Y, sobre todo, el motor.

Estadística maldita

Yusuke Hasegawa debe hacer mucho retoques con los tokens, que serán ilimitados el año que viene. Ello invita al optimismo. Pero una cosa es ser optimista y otra un ingenuo.

Alonso no ganará porque, entre otras cosas, lo dice la estadística: nadie gana nunca un Mundial si el año anterior no tenía un coche que plantaba cara y ganaba carreras.

El piloto español todavía está en el proceso de poder plantar cara. No ya a Mercedes, sino a las demás grandes escuderías. Ese es su objetivo real para el próximo curso.

Pensar que Alonso puede ganar es una mentira, aunque el asturiano se empeñará en desmontar esa estadística que le aleja irremediablemente de las quinielas.

Tiempos de 'Schumi' y Alonso

En 1999 Michael Schumacher finalizó quinto el Mundial, con seis podios y dos triunfos. Después enlazó cuatro Mundiales consecutivos con Ferrari.

Algo similar pasó después en 2004, el año previo a los dos campeonatos consecutivos de Alonso.El español terminó cuarto y abrió la botella de champán en cuatro ocasiones. Ya se vislumbraba entonces la posibilidad de un cambio de rumbo.

Los otros dos giros significativos en las dos últimas décadas también fueron predecibles. En 2009 Button conquistó su primer y único Mundial gracias al doble difusor en el 'hola y adiós' de Brawn GP.

Historia reciente

Ese curso Vettel terminó subcampeón, con una suma de nueve podios, entre ellos cuatro triunfos. Los excelsos resultados, además, se produjeron en la segunda mitad de la temporada, un anticipo de lo que vino después: cuatro años de dominio de Red Bull.

En el último, Hamilton logró cinco podios que han dado lugar a tres Mundiales consecutivos de Mercedes.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad