Fernando Alonso  | EFE

Fernando Alonso a palos: “Fracasado”, “Resentido” y “Abuelete” (y todo por decir esto)

stop

El piloto español y el lío en las redes sociales tras su última polémica en el Gran Premio de Japón

08 de octubre de 2018 (12:36 CET)

​Fernando Alonso volvió a tener un fin de semana más que complicado en el Gran Premio de Japón de Fórmula1. Y es que su McLaren demostró una vez más que está muy lejos de ser un coche competitivo.

De hecho, viendo las diferencias en los tiempos y en el ritmo con sus rivales, parece incluso un coche de una categoría inferior. El asturiano partía decimoctavo, y en las primeras vueltas pudo adelantar a varios pilotos, más por la habilidad del piloto que por las prestaciones de un coche que está a las antípodas de lo que se espera de un Fórmula 1.

El lío con Alonso

El problema fue que, una vez más, el español tuvo un incidente con uno de sus rivales. En este caso fue Lance Stroll. Alonso se saltó una chicane por culpa de un movimiento del de Williams, y dirección de carrera le puso una sanción de cinco segundos.

 

Y al final de la carrera, en la que acabó decimocuarto, no se mordió la lengua y pegó una rajada de las suyas: “Bueno, no se puede hacer nada ya ahora, hablamos en el briefing que cuando un coche se mueve en frenada… Bueno es algo que no se puede hacer, y yo suponía que iba a ser una penalización para los que me sacaban a la hierba, pero bueno de todas maneras no cambiaría mucho la cosa, estábamos en torno al doce o catorce y no podíamos puntuar. Espero que a la próxima tengamos un poco más de ritmo”.

Pero fue más allá y atacó a la dirección de carrera: “Esta sanción demuestra lo mala que es la F1, es difícil entender esta decisión incluso cuando el otro piloto ha venido a disculparse. Frenas por fuera, te tiran contra la grava y te ponen cinco segundos, es una pena”.

Fernando Alonso| EFE

Las redes arden

Una serie de quejas que, con o sin razón, no han hecho otra cosa que dar gasolina a todos los haters del asturiano, que han aprovechado la ocasión para cargar contra él en las redes sociales.

Y le han dicho de todo: “Fracasado”, “Resentido”, “Rabioso”, “Mal perdedor” e incluso ya hay quien lo califica de “Abuelete”. Por suerte para el asturiano, la próxima vez que se suba a un coche será en el WEC el próximo fin de semana en el circuito de Fuji con Toyota. Allí, seguro que sí será competitivo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad