El sueldo de niño rico de Fernando Alonso es un problema en McLaren | EFE

El puñetazo de Fernando Alonso en el box que trae cola en McLaren

stop

El asturiano está harto de la situación en su escudería

18 de septiembre de 2017 (21:27 CET)

“Podríamos haber ganado la carrera”. El mensaje de Fernando Alonso tras su enésimo abandono producido en el GP de Singapur fie visto con extrañeza por gran parte del paddock pero mostraba las esperanzas puestas por el asturiano en el circuito de Marina Bay.

El gusto por la hipérbole del piloto español se dejó ver en sus declaraciones, pero la realidad tras ellas es que McLaren esperaba pelear por estar al menos entre los ocho primeros. Todo un lujo tras una temporada nefasta.

Pese al buen humor envuelto en sarcasmo que expresó Alonso ante las cámaras de televisión, la procesión debía ir por dentro. Al llegar al hotel donde se alojaba junto a su equipo el dos veces campeón del mundo estalló y se lió a puñetazos.

Una relación tensa

De acuerdo al periodista de la BBC Andrew Benson, la pared de la habitación de Fernando Alonso apareció con un agujero del tamaño de un puño tras correr el GP.

El editor jefe de F1 del medio británico no ha podido asegurar si el incidente lo produjo el propio Alonso o uno de los integrantes de su equipo. Lo que está claro es que la frustración por el golpe de Raikkonen y Vettel que le sacó de la pista ha pasado factura en la escudería de Woking.

El asturiano sigue sin anunciar si continuará en el equipo británico tras conseguir echar a Honda y llegar a un acuerdo con Renault, pero desde luego la situación pasa por un momento de alta tensión con ellos. Las seis carreras que quedan serán todo un ejercicio de política entre Alonso y McLaren.