El problema oculto en las entrañas de McLaren-Honda que afecta a Fernando Alonso

stop

La vasta estructura del equipo británico-japonés rema a contracorriente

Imagen del monoplaza de Jenson Button en el box de McLaren-Honda del Circuit de Catalunya | F.Montero - Honda

19 de mayo de 2016 (20:46 CET)

El equipo McLaren-Honda tiene un ambicioso reto por delante. Es el equipo que más dinero invierte en pilotos de la parrilla de la Fórmula 1 (36 millones de euros pagan a Fernando Alonso y 10,6 millones a Jenson Button) y también destinan muchos recursos a mejorar el motor. Sin embargo, aún tienen algunas carencias internas pendientes de solventar: la comunicación.

El año pasado, el término más correcto para describir lo que se vive en los boxes de McLaren hubiese sido incomunicación. La fusión del equipo británico con los japoneses de Honda no fue nada fácil. El idioma fue una losa difícil de salvar, que se unía al carácter introvertido de una buena parte del equipo Honda. Este fue un aspecto que quizás no afectaba directamente a Fernando Alonso, pero que le terminó perjudicando.

Este año se notan mejorías. El box de McLaren sigue siendo relativamente tranquilo, a pesar de que pueden llegar a estar trabajando 60 personas en día de carrera, y los problemas de comunicación van mejorando poco a poco. Una de las personas que atendió a GOL en la visita a los entrenamientos del martes explicó que ahora todos llevan su nombre bordado en las camisetas del equipo, para que británicos y japoneses sepan a quién se dirigen.

La traductora clave

La mayoría de esos 60 empleados son de McLaren, ya que están destinados a todos los temas de aerodinámica, chasis, recambios de piezas, cambio de neumáticos, etc. Honda aporta a los boxes unas 15 o 16 personas normalmente, que son las que se encargan de supervisar el funcionamiento de los motores. El que manda en esta parcela es Yusuke Hasegawa.

Además de los mecánicos, ingenieros y demás empleados que tienen cargo fijo en la escudería, Honda cuenta con personal de comunicación que facilita el día a día. Es el caso de Akiko, intermediaria muchas veces en las conversaciones entre los miembros de McLaren y los de Honda. Hace de traductora en general de sus compañeros nipones, incluso cuando están enfermos y necesitan que un médico les atienda, Akiko les ayuda a entenderse. Es la sombra de Hasegawa.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad