El pelotazo de Yamaha para Valentino Rossi

stop

El piloto italiano muestra decepción, pero esconde un as en la manga

Valentino Rossi traza un plan para dejar atrás a Márquez en la clasificación de MotoGP  | EFE

22 de noviembre de 2016 (18:26 CET)

Valentino Rossi empieza a ver la luz. Tras un año aciago, en que no fue capaz de competir de verdad por el título mundial de MotoGP, tampoco parecía arrancar bien el 2017.

Durante la semana pasada, Rossi estuvo haciendo pruebas en Valencia. El italiano rodó por el circuito Ricardo Tormo con la nueva moto, todavía por mejorar, con sensaciones enfrentadas.

Rossi se quejó abiertamente del motor tras las primeras pruebas: "Tenía mucha curiosidad por el motor, porque es donde tenemos que trabajar mucho. Como primera impresión no ha sido muy positiva".

"Me esperaba más"

"Más que esconderme cosas, es que la moto no estaba preparada. Creo que ellos también se esperaban más del motor nuevo", comentó el italiano a la prensa.

De hecho, il Dottore insistió en la misma idea: "Ha sido una jornada productiva. Hemos probado las cosas nuevas. Empezamos con la moto estándar. El tiempo que hice fue bueno. Después, hemos probado el motor. Es la primera evolución, pero me esperaba un poco más".

Sin embargo, llegan buenas nuevas para Rossi. En los últimos días Yamaha ha estado trabajando muy bien y se han producido algunas implementaciones satisfactorias.

Extra de potencia

La idea del equipo nipón es que con las nuevas mejoras practicadas tras los test de Cheste, la Yamaha de Rossi elevará de manera notable su velocidad punta.

En los primeros compases todo el mundo ha quedado sorprendido por la velocidad de la Ducati de Jorge Lorenzo. Pero el as en la manga de Yamaha consiste en un extra de potencia que dará a la moto de Rossi una velocidad punta muy similar a la de Ducati. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad