Jorge Lorenzo se lleva el 'toque' de Ducati y de Casey Stoner | EFE

Casey Stoner destroza la última rabieta de Jorge Lorenzo

stop

En Ducati ponen al balear en su sitio

17 de octubre de 2017 (11:18 CET)

Mosqueado. Jorge Lorenzo terminó el Gran Premio de Japón con un enfado monumental. El balear terminó sexto, un resultado nada despreciable vistos los que está cosechando esta temporada. De hecho, fue el séptimo mejor resultado de las 14 carreras en las que ha participado.

Pero el desenlace del GP le supo a poco a Jorge, que señaló al que consideró el culpable nada más bajarse de la moto.

Culpable

Según Lorenzo, Johann Zarco le perjudicó con algunas de sus acciones durante la carrera. “Él conduce como si estuviera jugando con la PlayStation, se cree que es el piloto fantasma y le da igual que estés allí. Cree que puede atravesarte y que no pasa nada", opinó el ex de Yamaha, para el que Zarco corre en su escudería satélite Monster Yamaha Tech 3.

“Fui a hablar con él al terminar, pero no cree que hiciera nada mal”, añadió Jorge en declaraciones posteriores a la carrera nipona. "No es la primera vez que tengo un roce con Zarco. Quiero hablar con Dirección de Carrera para evitar que eso se repita en el futuro, porque él no es consciente de que es demasiado agresivo”, concluyó el balear.

Ducati rebaja a Lorenzo

Unas declaraciones que no terminaron de gustar a los responsables de Ducati y en especial a Casey Stoner, al que no le gustan las quejas sobre otros pilotos para justificar los fracasos. Opina el ex piloto que quejarse es de perdedores y de mal perdedores.

En este sentido, tanto Stoner como en Bolonia echan de menos lo que precisamente dio Zarco durante la carrera: todo. En otras palabras, desde la escudería le reclaman a Jorge el valor que puso el galo sobre la pista para comerse al balear.

Precisamente el australiano era así cuando competía: un loco por la victoria. Eso es lo que le hizo campeón. Así como lo serán Marc Márquez o Andrea Dovizioso, que se lo jugaron todo en la pista muy mojada de Japón

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad