El problema que señala Honda sobre Fernando Alonso | EFE

Honda tira de la manta: Fernando Alonso tiene un problema (y es muy gordo)

stop

El ‘otro’ motivo que separa al piloto del proveedor asiático

10 de septiembre de 2017 (12:41 CET)

Se acaba el tiempo. A tan solo siete Grandes Premios para el final del Mundial de Fórmula 1 Fernando Alonso sigue sin decidir sobre su futuro.

El asturiano querría seguir en McLaren y en Woking quieren seguir contando con el asturiano. Sin embargo, la presencia de Honda complica seriamente las cosas para el ovetense.

Los problemas entre el motorista japonés y el bicampeón se han hecho muy evidentes en las últimas semanas y difícilmente ambas partes continuarán simultáneamente en el equipo la temporada que viene.

Desconfianza mutua

Alonso no confía en que Honda termine dando con la tecla que le asegure un coche fiable y competitivo, mientras que los nipones no quieren seguir aguantando los numeritos de Fernando.

De ahí los rumores que sitúan a Renault como el futuro motorista de McLaren, que la temporada que viene podrían llegar a formar binomio.

Motivo de peso

Pero el difícil carácter del ex campeón no es el único motivo que frena a Honda para seguir. Otro asunto trae de cabeza a los responsables orientales.

Y es que Honda llegaría a aceptar seguir formando equipo con los británicos y con el español como piloto, pero no en las condiciones económicas actuales.

Los japoneses invierten actualmente más de 90 millones en sueldos e investigación, y apuntan que si el piloto español no se llevara 37,7 millones de la inversión que realizan, tendrían más recursos para implementar más mejoras en los monoplazas de McLaren.

Con todo, los orientales aceptarán la renovación de Alonso, pero solo si esta es a la baja, y es que consideran que la ficha del ovetense les tiene atados de pies y manos. 

No obstante, Alonso deberá valorar seriamente la propuesta de Honda por si finalmente no se produce el cambio con Renault, pues el asturiano no tiene otro equipo ganador al que ir.

Mercedes y Ferrari ya han confirmado a sus pilotos para el año que viene, mientras que Red Bull apuesta por un perfil totalmente distinto al de Fernando.