Ford se carga este modelo: no lo verás más en España

La firma de automóviles norteamericana Ford elimina de su gama este clásico modelo a la venta desde 1984

Ford
Ford

Retirar los modelos diésel es algo que ya han empezado a hacer algunas marcas. Una estrategia que responde principalmente al objetivo de evitar las multas millonarias a las que se enfrentan las marcas que superen los límites de la media de emisiones marcada por la nueva normativa Euro 6. No obstante, no siempre eliminar modelos diésel responden a este objetivo. Por ejemplo, el caso del Ford Fiesta, del que la firma norteamericana elimina la versión 1.5 TDCi de 85 CV.

Cabe decir que las ventas de los modelos diésel han caído significativamente en los últimos años. Según datos de JATO Dynamics ocupaban un 25% de las ventas en 2015.Sin embargo, ahora no superan el 10%.

Ford Fiesta
Ford Fiesta

Ford elimina el Fiesta diésel de su catálogo

Esto se debe en gran parte a que actualmente los modelos con sistema de hibridación ligera cuestan casi lo mismo en el mercado que las variantes equivalentes en diésel. Y dadas las restricciones que se avecinan, los consumidores prefieren curarse en salud con modelos electrificados.

Un problema que ha afectado y mucho a la gama del Ford Fiesta, en el mercado desde 1984. Las ventas del utilitario en su versión 1.5 diésel han caído hasta un 2%. Y según informa Automotive News, esto ha llevado a Ford a entregar el último Ford Fiesta diésel salido de producción.

Los diésel, condenados a desaparecer

Desde que se anunció la variante microhíbrida del Fiesta, la demanda del modelo diésel ha caído notablemente. Tanto como para que, después de 36 años, Ford haya decidido retirarlo del mercado. Es la primera vez desde su nacimiento que la gama no cuenta con variantes de este tipo.

Por otro lado, no es solo el Fiesta diésel el que ha padecido una caída de ventas, pues el panorama afecta a toda la gama de Ford. En 2012, la marca de automóviles matriculaba un 52% de modelos diésel. Sin embargo, en 2019 el porcentaje cayó hasta el 31%, según datos del Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT).