“Llevará el '7' de Cristiano Ronaldo”. Florentino Pérez suelta la bomba (y estalla en el Real Madrid) | EFE

Y lo peor para el Barça está por llegar: Florentino Pérez pone 300 millones (y la bomba es más bestia que el penalti de Cristiano Ronaldo)

stop

Aunque sufriendo, los blancos ya están a tres partidos de ganar la Decimotercera

11 de abril de 2018 (23:09 CET)

El Real Madrid certificó el pase a las semifinales de la Champions League, después de hacer valer el 0-3 de la ida con un gol agónico de Cristiano Ronaldo. Pero la noticia no estuvo en el terreno de juego, sino en el palco, donde Florentino Pérez soltó una bomba que trascendió más que el que el Madrid hubiera estado a punto de caer de la Liga de Campeones.

El Real Madrid, al borde del abismo

No pudo empezar peor el partido para el Real Madrid. Mario Mandžukić adelantaba a los italianos de cabeza cuando algunos aficionados ni se habían sentado en sus asientos, remantando un centro desde la derecha.

A los blancos les entró el miedo en el cuerpo, pero no bajaron los brazos. No renunciaron al pan inicial de ir a por el partido y no dejaron de ir contra la portería de Gianluigi Buffon.

Pero la Juve estaba siendo letal en las contras y así fue como llegó el segundo de los bianconeri. Otro pase elevado desde la banda diestra terminaba con otro remate del croata, que establecía el 0-2 a pocos minutos del final de la primera parte.

La segunda parte no empezó mejor. Zidane decidió ir a por el partido. Sentó a Casemiro y a Gareth Bale y decidió desplegar el juego por las bandas con Marco Asensio y Lucas Vázquez. Pero la cosa no fue mejor para los blancos.

Los italianos aprovecharon los espacios que dejaron los merengues hasta que en 15 de la segunda Matuidi aprovechó un error de Keylor Navas, para anotar el 0-3 que empataba la eliminatoria.

El cancerbero no atrapó un balón colgado y se la dejó al jugador francés para que marcara a placer.

Cristiano Ronaldo salva los muebles

Fue entonces cuando los blancos despertaron y se hicieron con el partido. Quizás espoleados por la presencia de Sergio Ramos junto al banquillo –el de Camas bajó al descanso al vestuario para poner en liza a algunos jugadores- o por los cambios introducidos por Zidane, lo cierto es que el resto del partido fue un asedio local.

Pero sin acierto. Los de la capital dominaban el partido hasta la zona de tres cuartos, pero ahí se estrellaron una y otra vez con la defensa transalpina.

Y cuando todo indicaba que el Santiago Bernabéu viviría otra prórroga, a 10 segundos del final, Lucas Vázquez provocó un penalti que lo cambiaría todo. Buffon fue expulsado y Cristiano transformó la pena máxima, desatando la locura en el feudo blanco.

Cristiano ronaldo poenalti juve

No hubo tiempo para más y el Madrid ya está, otra vez, entre los cuatro mejores del continente. Pero ojo, porque la euforia no debe ocultar las carencias que mostró este miércoles el Real.

Cristiano no tuvo su partido, es cierto, pero también lo es que sin el luso, el equipo no tiene pólvora.

Algo de lo que también es consciente Florentino. El presidente no es tonto y lleva tiempo dándose cuenta del asunto.

Florentino Pérez suelta una bomba

El presidente es consciente de que Karim Benzema no está, que se equivocó vendiendo a Álvaro Morata y quedándose con Borja Mayoral, y que nunca debió dar salida a James Rodríguez.

Tanto es así que ha tomado medidas en esta parcela. Así se lo reveló a algunos de sus allegados en el palco del Bernabéu. El presidente confesó que tiene entre manos una operación escandalosa preparada para el próximo verano.

Aunque en los últimos días habían caído los rumores sobre el fichaje más ansiado de Europa, Harry Kane, las alarmas se han vuelto a disparar: la operación está más viva que nunca.

Florentino ha aprovechado la eliminación del Tottenham y la explosión de Mohamed Salah para retomar unas negociaciones que se pusieron imposibles a finales del año pasado.

En diciembre, Kane anotó dos hat-tricks en dos partidos consecutivos que le valieron para superar a Leo Messi como máximo goleador de 2017. Anotó 56 dianas.

En ese momento el ariete inglés se convertía en el futbolista más cotizado del panorama mundial –con permiso de los Messi, Cristiano y Neymar–, captando la atención del Madrid.

Florentino ya movió sus hilos en los partidos de fase de grupos contra el Tottenham. Aprovechó su buena relación con Daniel Levy, presidente del club inglés.

Hay que recordar que los spurs ya vendieron al Madrid a dos de los mejores futbolistas que han tenido en su historia: Luka Modric y Gareth Bale.

Gareth bale juve

El fichaje del expreso de Cardiff se convirtió en el más caro de la historia del fútbol. El primero que superó los 100 millones de euros.

En esta ocasión, Florentino tiene entre manos otra operación que puede marcar un antes y un después: el montante total de la operación asciende a 300 millones de euros.

La cifra es una absoluta barbaridad pero, según ha podido saber Diario Gol, tiene un desglose que entra dentro de la alocada normalidad en la que se ha convertido el mercado del fútbol.

Los 300 millones de Kane, desglosados

La intención del presidente del Real Madrid es pagar un sueldo de súper estrella al crack: 20 millones de euros brutos por temporada. En un contrato de cinco años ya son 100 millones.

Sin embargo, en concepto de traspaso el dirigente blanco tiene en mente invertir 120 millones de euros. Máximo, 130 millones.

Las intenciones de Florentino pasan por incluir a un futbolista en la operación. Y no es otro que uno de los antes mentados: Gareth Bale.

El delantero galés regresaría a casa para recuperar el protagonismo perdido en el Madrid y para asumir el rol de estrella que dejaría vacante Harry Kane.

Harry Kane le 'roba' un crack al Real Madrid| EFE

La tasación de Florentino Pérez sobre Bale asciende a 90 millones de euros, pero seguramente el Tottenham no esté dispuesto a tasarlo en más de 70/80 millones.

Por tanto, y si el Madrid tiene la fortuna de evitar más competencia en el fichaje de Kane –los dos equipos de Manchester estarían al acecho– la operación podría cerrarse bajo esas tres cláusulas.

Gareth Bale, moneda de cambio

Primero, 120 o 130 millones al contado. Segundo, la inclusión de Bale en la operación. Tercero, un sueldo de súper estrella para el delantero de 20 millones brutos anuales por cinco años.

Y en este caso la operación saldría más económica, incluso, que la contratación de Neymar. El astro brasileño es el otro objeto de deseo del presidente blanco. Pero solo puede fichar a uno.

Kane ha tomado la delantera. El que llegue compartirá plantilla con Cristiano Ronaldo y un Marco Asensio que gana enteros para ser titular. Benzema pasaría a ser suplente o marcharía.

Lo que ocurra con el delantero galo dependerá en buena medida de Zinedine Zidane. Si como todo apunta el técnico francés se va en verano, Benzema quedará muy debilitado.

Y en el Barça alucinan. Leo Messi, que ve como el equipo se ha desinflado tras firmar un ridículo espantoso contra la Roma, cree que el Madrid puede ser muy poderoso el próximo curso.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad