Valentino Rossi | EFE

El vídeo más feo de Valentino Rossi (o “Marc Márquez no lo haría nunca”. Y ni Jorge Lorenzo)

stop

Las imágenes que dejan al piloto italiano en muy mal lugar

05 de noviembre de 2018 (17:45 CET)

Tras muchas carreras sin saborear la victoria, Valentino Rossi la tuvo muy cerca en el último Gran Premio de Malasia diputado el pasado fin de semana. El italiano comandaba la carrera y todo hacía pensar que iba a poder subir al cajón más elevado del podio por primera vez en mucho tiempo.

De hecho, desde Assen 2017. Pero no. Se cayó a falta de cuatro vueltas y, pese a que pudo regresar a pista, las opciones, obviamente, se habían esfumado. Y, lo peor para Valentino, ganó Marc Márquez.

Marc Márquez | EFE

El vídeo más feo de Valentino Rossi

Eso sí, consciente de la gran cantidad de fans que tiene el italiano en Malasia, no dudó en acercarse a la grada donde estaba su fan club, donde, pese a la caída, lo recibieron como un héroe.

Encima de la moto, Valentino iba dando gracias pero un comisario, quizás sin ser consciente de la mala uva que llevaba por dentro Rossi, se acercó para hacerse un selfie con su móvil. Craso error.

 

Y es que, como podemos ver en el vídeo grabado desde la cámara on board de su moto, al ‘46’ no le hizo ni pizca de gracia ese gesto y lo apartó con un feo empujón que, cómo no, ha sido muy comentado en las redes sociales.

Si bien sus más incondicionales lo han defendido (aunque no hay por dónde coger ese feo gesto), la gran mayoría han criticado con mucha dureza el empujón. “Muy mal Rossi…”, “Un gesto más que desagradable” o “Eso, por muy Rossi que seas, no se hace”.

También hay los que han querido sacar a relucir el nombre de Marc Márquez y de Jorge Lorenzo, dos pilotos conocidos también por sus malas pulgas cuando las cosas se ponen feas. “Marc Márquez no lo haría nunca” o “Ese empujón no lo da ni Lorenzo”.

Un feo gesto que no hace más que demostrar que Valentino está pasando por su mejor momento. Él lo sabe, y sus nervios lo notan. Eso sí, por suerte, a diferencia de otras veces (y sino que se lo digan a Márquez), esta vez ha sido un comisario y con la carrera ya detenida el que ha pagado su mal humor.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad