Gerard Piqué | EFE

Piqué, Messi o Busquets: el ‘top secret’ de Isco en el Barça (y vas a alucinar)

stop

Los capos del club azulgrana callan un feo episodio del crcak del Real Madrid

28 de noviembre de 2018 (11:55 CET)

​Gerard Piqué, Leo Messi, Sergio Busquets y compañía estarán esta noche en el Philips Stadion para enfrentarse  al PSV en la quinta jornada de la fase de grupos de la Champions League.

Un partido en el que los de Ernesto Valverde buscarán la victoria que les asegure la primera plaza del grupo. Sin embargo como suele ser habitual en estos casos, a los capos del Barça no se les escapa el lío que tiene montado Isco en el Real Madrid.

Isco la lía en el Real Madrid

Y es que el follón del centrocampista andaluz en la casa blanca es de los que hace tiempo que no se veían. Tanto es así que, sin dudarlo y siendo muy consciente de las consecuencias que vendrían detrás, Santiago Solari decidió dejar a Alarcón en la grada del Olímpico de Roma.

Santiago Solari

Lo dejó fuera de la convocatoria en un partido grande. Algo que nunca le había sucedido al andaluz desde que se vistió de blanco por primera vez. Desde la capital española no son pocos los que aseguran que el motivo de esta decisión de Solari fue un encontronazo con el jugador el pasado fin de semana en el que el crack le faltó el respeto al argentino.

Una decisión que, como era de esperar, ha creado mucha polémica en el entorno del Real. De hecho, Solari ha colocado a Isco en el centro de la diana. Sus motivos tiene. Unos motivos que, eso sí, en el Barça no son precisamente desconocidos.

El ‘top secret’ de Isco en el Barça

Y es que en el Camp Nou hace tiempo que corre un ‘top secret’ del español que lo deja en muy mal lugar. Todo ocurrió hace más de un año, cuando el jugador estaba negociando su renovación con la entidad blanca.

Una renovación que aún escuece en el Bernabéu. Y es que Isco coqueteó con el eterno rival. Él mismo aseguró que había habido contactos pero que “a los del Barça no les escuché porque quería triunfar en el Madrid”.

Algo que no es del todo cierto. Parece ser que Isco hubiese cambiado el Bernabéu por el Camp Nou con los ojos cerrados, pero los pesos pesados del vestuario del Barça, al saber que la directiva estaba sondeando su llegada, movieron ficha y se negaron a aceptarlo entre los suyos.

¿El motivo? El que ha acompañado a Isco durante toda su carrera: su fama de conflictivo. Los Piqué, Messi y compañía no quisieron saber nada de un Alarcón que, viendo que no le quedaba otra opción, acabó renovando con el Madrid y declarando su amor eterno a la camiseta blanca.

La mala fama de Isco

El caso es que esta mala fama del jugador español viene de lejos. De hecho, no son pocos (entre ellos los culés que han coincidido con él en la Selección Española) los jugadores que aseguran que no es el centrocampista un jugador en quien confiar al cien por cien.

Es más, Juan Luis Galiacho explicó hace un tiempo en Extraconfidencial que “Isco es un jugador de gran calidad técnica pero con grandes dobleces como persona dentro del vestuario, donde se le considera por algunos como un traidor”.

Mariano, Lucas Vázquez, Sergio Ramos e Isco | EFE

Y fue más allá: “Isco colecciona informes negativos como persona. Informes que hablan sobre su comportamiento y lealtad como compañero, que le ha ocasionado serios disgustos en el vestuario blanco y también nacional”.

Florentino Pérez ni olvida ni perdona

El caso es que de nuevo, y ya van unas cuantas veces, Alarcón está en el punto de mira. Y Florentino, que nunca ha perdonado que su jugador ‘utilizara’ al Barça para arrancar un mejor contrato, sabe que tiene un problema gordo.

Entre otras cosas porque el futuro del andaluz está en el aire. No son pocos los que aseguran que si la cosa sigue así pondrá rumbo a Manchester donde el City de Pep Guardiola hace tiempo que le va detrás.

Pep Guardiola | EFE

Cuentan desde dentro que, en este sentido, quien tiene todo el apoyo de la directiva es Solari. Isco debe dar un paso adelante (uno más) para volver a ganarse la confianza del palco y, sobretodo, del vestuario, donde cada vez está más arrinconado.

En apenas unos meses ha pasado de ser uno de los pesos pesados con Julen Lopetegui a quedarse en la grada con Solari. Y ojo porque su salida el próximo verano no es ya un imposible. Su situación se está encallando y lo último que necesitan ahora en Valdebebas es tener a un rebelde a bordo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad