Sergio Ramos | EFE

Sergio Ramos pide a Florentino Pérez y a Zidane que lo fiche al verlo jugar

stop

El capitán manda un recado a los responsables del Real Madrid

08 de septiembre de 2019 (19:16 CET)

La Selección Española disputa este domingo el sexto partido de la fase de grupos de clasificación para la Eurocopa. El rival es el combinado de las Islas Feroe, en el que es el segundo choque de la Roja en este parón por compromisos internacionales. En el primero ganaron por 1-2 a Rumanía con goles de Sergio Ramos y Paco Alcácer.

Pero al margen de la concentración por este encuentro, en el conjunto que dirige Robert Moreno. Muchos futbolistas andan pensando en otro partido. Sobre todo los miembros del Real Madrid. Ramos y Dani Carvajal esperan ansiosos el próximo partido que dispute Japón. Sí: Japón. El motivo no es otro que ver en acción al joven Takefusa Kubo o Take, como le conocen en el vestuario.

Kubo Japon

Pendientes de Take

Aquel joven talentoso jugador japonés que tuvo que abandonar La Masia a raíz de la sanción que le puso la FIFA al FC Barcelona por haber cometido irregularidades en los contratos con menores de 16 años.

Los dos cracks del Madrid no se perdieron la actuación del japonés del pasado jueves ante Paraguay, donde los orientales ganaron por 2-0.

Take pide paso a gritos

Un choque que tuvo en Take al jugador más destacado. Fue la sensación del encuentro. Así lo reconocieron la gran mayoría de medios y expertos.

Pero fue un amistoso. Y no se quieren perder el lance que el próximo martes disputa Japón contra Birmania, que será oficial. Un partido grande correspondiente a la fase de clasificación para el Mundial. La cita es a las 14.20 hora española.

Ramos hace sitio para Take en el primer equipo

Y no solo Ramos y Carvajal estarán pendientes de las evoluciones de Take. En la cúpula madridista y en el cuerpo técnico, Florentino Pérez y Zinedine Zidane también estarán muy atentos. Y es que el capitán de Camas considera un error que este año se le haya cedido al Mallorca.

El andaluz opina que debería haber formado parte de la primera plantilla blanca. Y considera que el club no debería cederlo más. Debe convertirse en un fichaje de los grandes para la plantilla. Y más aún siendo un jugador que le han ‘robado’ al FC Barcelona.

La “mayor decepción del Barça”

De hecho, en can Barça consideran que lo ocurrido don el japonés “es el mayor error del Barça”. La perla nipona era uno de los integrantes más queridos de la cantera blaugrana. Tanto por su calidad con el balón en los pies como por su carácter.

En el campo Take era muy trabajador, participativo y motivado. Muchos dijeron que era uno de los llamados a triunfar en el primer equipo. " A un talento descomunal unía la capacidad de trabajo y disciplina propia de los japoneses", señalaron fuentes del club catalán. Vamos, que ni había duda de  que era una apuesta segura.

Take

Mientras tanto, a pesar de su juventud siempre tuvo la cabeza muy bien amueblada y se había adaptado a la perfección a la ciudad condal. Al poco tiempo ya hablaba castellano y catalán.

La decepción cuando tuvo que salir del club de la capital catalana fue enorme. Los responsables, sin embargo, confiaban en que volvería a la entidad que le vio crecer en lo futbolístico cuando tuviera 18 años. Pero no sabían cuanto lejos estaban de la realidad.

El Barça deja que Take se vaya al Real Madrid

Cuando llegó la hora de mover ficha para su regreso, los responsables culés no se decidieron. Consideraron que desde su entorno pedían demasiado dinero. Y se equivocaron. De hecho, en el Barça se argumentan algunos de los cambios que se han llevado a cabo en el fútbol base a esta decisión.

Antes, Joan Vilá, descubridor de jugadores como Xavi o Puyol, tenía voz y voto. Cuando ocurrió lo de Take era Pep Segura el que estaba al mando y el que habría rechazado la vuelta de Take al considerar que sus pretensiones eran exageradas. Algo que no compartieron en la capital, donde no dudaron en hacerse con sus servicios.

El resultado de las cosas mal hechas

A cambio el Barça fichó a Hiroki Abe. Un jugador de 20 años que dicen que tiene una calidad descomunal, pero que no se ha formado con el sistema Barça. Algo que parece que empieza a importar bien poco (si aún importa algo) a Josep Maria Bartomeu, Eric Abidal y compañía.

Las consecuencias de hacer las cosas lo peor posible todavía no se han visto. Pero en el Madrid ya se han dado cuenta del daño que pueden hacer con una joya como Take.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad