Leo Messi | EFE

Messi pone dinero de su bolsillo: la “¡colecta!” para liquidar a Zidane y al Real Madrid

stop

El ‘top secret’ de los pesos pesados del Barça que arrasa en la capital catalana

07 de septiembre de 2019 (12:10 CET)

Sin duda, el nombre del verano en el mercado futbolístico, aunque al final no haya formado parte de ninguna operación, ha sido el de Neymar Jr. El brasileño ha sido el protagonista de un culebrón que al cierre de la ventana de fichajes no se ha movido de donde estaba: el Paris Saint-Germain.

FC Barcelona y Real Madrid han sido los protagonistas del culebrón. La Juventus de Turín intentó meter mano en el último minuto, pero los pesos pesados de esta guerra fueron los eternos rivales de la Liga española.

Florentino Pérez se mete en la lucha

En el Madrid, Ney era un deseo de Florentino Pérez. Lo es desde que el brasileño pisó por primera vez la Ciudad Deportiva de Valdevebas. Y no era el primer verano en el que han querido hacerse con sus servicios. Sin ir más lejos, por ejemplo, el pasado verano se decía que volvería de sus vacaciones en Brasil directamente a Madrid, sin pasar por París. Y este año volvió a sonar con fuerza.

Zinedine Zidane no lo quería. El míster se conformaba con Eden Hazard. Y consideraba que la llegada de Neymar desestabilizaría el vestuario, tanto por ego como por sueldo.

Negociaciones por Neymar

Pero Florentino seguía queriendo al carioca igualmente. Le considera más ‘galáctico’ que a Hazard. Y s e comenta en la capital que los blancos llegaron a poner sobre la mesa varias propuestas que incluían dinero y jugadores.

Propuestas que el PSG hubiera aceptado a sentarse a negociar. Nasser Al-Khelaïfi siempre prefirió negociar con los blancos. La relación del jeque catarí con la entidad madridista fluye mucho mejor que con Josep Maria Bartomeu y compañía. Además, el padre del jugador siempre ha deseado que el destino de su hijo fuera el Madrid,. Siempre consideró que sería mucho más productivo en la parcela comercial que Ney jugara en el que está considerado como el mejor club del siglo XX.

Neymar solo quería el Barça

Pero el jugador reconoció en más de una ocasión en diferentes ámbitos que su deseo era volver al Barça, el lugar de donde opina que “nunca debería haber salido”. Y el crack dejó claro que solo quería negociar su salida al club culé.

Así, a los responsables galos no les quedó otra que abrir el camino de las negociaciones con la entidad de la ciudad condal.

Propuestas insuficientes

Pero las ofertas de los blaugrana nunca llegaron a satisfacer a los galos. Al-Khelaïfi y compañía reclamaron hasta a tres jugadores además del montante. Ousmane Dembélé, Ivan Rakitic y Nelson Semedo fueron sus primeras peticiones.

Ante la negativa del Barça a deshacerse de Semedo, los franceses cambiaron al luso por Todibo. Pero los catalanes volvieron rechazar la propuesta. No podían asumir las condiciones del campeón de la Ligue 1 y buscaron diferentes fórmulas que pudieran abaratar la operación.

Primero intentaron meter a Phillippe Coutinho, del que se querían deshacer desde el inicio del verano. Pero el Bayern de Múnich llamó al Barça preguntando por sus servicios y los culés prefirieron aprovechar la oportunidad de empaquetarlo ante la incertidumbre de la contratación de Neymar.

Los azulgrana propusieron entonces meter en la operación a Dembélé, pero los galos lo consideraban insuficiente, añadiendo a Rakitic en la oferta y una importante cantidad de dinero.

Se rompen las negociaciones por Neymar

Un Rakitic al que acabaron convenciendo para que entrara en el intercambio. Pero no Dembélé. Y sin el francés en el trueque, las cifras se iban de madre. Y lo que parecía que iba a ser el regreso más sonado de la historia del fútbol quedó en nada.

Neymar portada L'equipe

En la directiva están tranquilos. Nunca vieron clara la vuelta del brasileño. Todavía hay demasiadas heridas abiertas pendientes de cerrarse, como la demanda de los Neymar en la que reclaman la prima de renovación y que el Barça considera que no deben pagar al completo, pues solo cumplió un año de aquella ampliación de contrato.

Además, el ingreso de Neymar en la plantilla, como hubiera sucedido en el Madrid, hubiera desestabilizado la escala salarial, y no son pocos los cracks que hubieran reclamado pasar por caja.

“Colecta” del vestuario por Neymar

Pero desde el vestuario los pesos pesados insistían en el fichaje del sudamericano. Leo Messi, Luis Suárez y Gerard Piqué pidieron su regreso en público y en privado.  Le consideraban imprescindible para ganar la Champions League.

Gerard Piqué asiste a la división del tridente del Barça (Messi, Neymar, Suárez) | EFE

Tanto es así que, según señalan medios de la prensa catalana, los capos habrían llegado incluso a proponer una “colecta” para que el Barça pudiera concretar la contratación del brasileño. Una cifra que se sumaba a los más de 20 ‘kilos’ que también estaba dispuesto a poner Neymar.  Una opción que, visto el desenlace del trance, quedó descartada totalmente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad