Florentino Pérez | EFE

¡Traiciona a Florentino Pérez y a Zidane! Se ofrece al Barça: “Quiero jugar con Messi”

stop

Se fragua la puñalada de un crack al Real Madrid

07 de septiembre de 2019 (18:54 CET)

Paul Pogba ha sido uno de los nombres que no han dejado de sonar en el Real Madrid este verano. Un fichaje que finalmente no se produjo y para el que Florentino Pérez ya maneja un plan B. Pero ojo, el Barça también está al acecho.

Cuando Florentino y Zinedine Zidane pactaron el regreso del técnico galo al banquillo blanco. Zizou puso algunas exigencias al mandatario. El míster quería más poder de decisión sobre la plantilla. Y puso dos nombres sobre la mesa: Eden Hazard y Paul Pogba. Dos jugadores a los que consideraba imprescindibles para conseguir los objetivos impuestos desde la planta noble para esta temporada.

Hazard, sí, Pogba, no

El belga si llegó. Fue de los primeros movimientos que ejecutó el club merengue este verano. Pero Pogba sigue donde está.

El Madrid ha tanteado su traspaso. Y tenía cash de sobras para llevarlo a cabo. Pero los responsables nunca vieron clara la operación. Su llegada hubiera causado serios problemas al club.

Florentino Pérez evita problemas

Por un lado, los dirigentes consideraban exagerados los 180 millones de euros que pedían los red devils por dejar salir a Pogba. Zidane es el único que cree que los vale.

180 ‘kilos’ que no hubieran volado solos. Sergio Ramos, Karim Benzema y Luka Modric son solo tres de los jugadores que están esperando una mejora en la plantilla. De hecho, Ramos ya se lo olió al término de la temporada pasada, cuando se filtró que tenía ofertas para marcharse.

Sergio Ramos | EFE

Futbolistas que ya han tragado con que Hazard se les ponga un nivel por encima en la escala salarial y que no hubieran tolerado que Pogba también les pasara la mano por la cara en cuestiones de sueldo. El derribo de la puerta de su despacho en busca de un aumento habría sido inmediato.

Además, a Pérez no le hace demasiada gracia tener que tratar con Mino Raiola. Se comenta que el agente pretendía llevarse 22 millones de euros en la operación. Y Florentino le prefiere lejos.

Mino Raiola y Mario Balotelli

Florentino Pérez prefería a Eriksen

En este sentido, no es un secreto que el ‘presi’ prefería a Christian Eriksen, que implicaba una inversión menor. El danés ya había dado el “ok” a su traspaso cobrando una cifra muy inferior a la de Pogba. Y El Tottenham le habría dejado salir por no más de 80 millones de euros, dado que el curso que viene termina contrato y a partir de enero podrá negociar con el club que quiera para marcharse con la carta de libertad.

Asimismo, su ego no es un peligro como sí lo es el del francés, del que se conocen varios episodios cuestionables.

Al final, ni un ni otro. El verano terminó con ambos jugadores en sus respectivos clubes de la Premier League. Y ambas operaciones quedan en stand by. Sin embargo, una de ellas podría activarse más pronto que tarde.

Florentino ya le ha dejado claro a Zidane que no piensa mover un dedo más por Pogba si las partes no rebajan sus pretensiones económicas en gran medida. Algo que difícilmente pasará en los próximos meses.

Empieza la cuenta atrás por Eriksen

Lo que sí cambiará es la situación de Eriksen. Como hemos dicho, si el centrocampista no renueva podrá empezar a negociar su futuro con el club que quiera a partir del 1 de enero. Y Florentino y a tiene la oferta preparada y la alarma programada para descolgar el teléfono el primer día de 2020.

Pero ojo, porque para entonces Florentino podría llegar demasiado tarde. El jugador ya había dado luz verde y estuvo esperando el gesto del Madrid. Pero desde la casa blanca finalmente no movieron ficha, algo que sí que hizo el jugador ante la desidia blanca.

Traición a Florentino Pérez

El agente del jugador recibió órdenes de aceptar conversaciones con algunos de los clubes que estaban interesados en sus servicios, como Juventus de Turín o Atlético de Madrid, a los que emplazó a pujar por el fichaje del danés llegado el momento. Sabe que el Real lo intentará, pero no esperará hasta última hora como en el mercado estival.

Y no fueron los únicos. “Quiero jugar con Messi”.  El FC Barcelona es otro de los destinos favoritos del danés. Y estaría encantado de firmar por los culés como respuesta a la desidia blanca.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad