Florentino Pérez | EFE

La revolución de Florentino Pérez: ¡el plan secreto para el Real Madrid 2020-21!

stop

El presidente blanco avisa a Zidane

18 de abril de 2020 (18:50 CET)

Cuando parecía que el fútbol era intocable y que la burbuja del mercado de fichajes seguiría creciendo desmedidamente, llegó el COVID-19 y lo cambió todo. La crisis del coronavirus tiene a la mayoría de clubes, grandes y pequeños, buscando fórmulas que les permitan afrontar el futuro con garantías.

Lo que queda de temporada, el curso que viene, la ventana de fichajes… Todo está en el aire para muchas entidades por el maldito COVID-19. Y la última parcela es lo que más preocupa a la mayoría, sobre todo entre los grandes.

Problemas para los ricos

Los clubes más poderosos andan en busca de fórmulas que les permitan hacerse con los nombres que pretenden para reforzar sus proyectos sin que ello haga resentir más todavía la economía. Operaciones en forma de trueques o pagos a plazos que permitan afrontar los tiempos que vienen con garantías.

El Real Madrid es uno de ellos. Aunque la entidad que preside Florentino Pérez no es la que tenga más problemas en este sentido, en Chamartín también buscan abaratar las operaciones que tienen en lista. Que los movimientos que lleven a cabo no terminen agravando la crisis.

Los deseados del Real Madrid

Paul Pogba, Fabian Ruíz, Harry Kane, Lautaro Martínez, Sadio Mané… La lista de pretendidos por el Madrid es larga. Entre los nombres que propone Zinedine Zidane y los que sugiere Florentino, el desembolso sería brutal.

Además, no es que el equipo blanco cuente con una plantilla diseñada a medio largo plazo. Existen carencias y será necesario cubrir algunos puestos.

Descartados

Operaciones que Pérez pretendía afrontar con lo ingresado por los traspasos de los descartados de Zizou. Nombres como los de Gareth Bale, James Rodríguez, Mariano Díaz, Lucas Vázquez, Marcelo o Luka Modric debían ser los futbolistas que permitieran recuperar la economía y encarar las incorporaciones con garantías.

Luka Modric | EFE

Pero el coronavirus lo ha cambiado todo. Si Florentino quiere ingresar por estas salidas tendrá que aceptar ventas a la baja. Y ojo, porque con eso no habrá suficiente.

Bale, por ejemplo, no se moverá de la capital si no es manteniendo la ficha estratosférica que ostenta en Chamartín. Es decir, o le pagan 17 millones de euros netos, o seguirá en el Santiago Bernabéu. En otras palabras: venderlos a un precio low cost tampoco será fácil.

Gareth Bale| EFE

Entre la espada y la pared

Así las cosas, se avecina otro verano austero en el conjunto merengue si no logra dar salida a los cracks que tiene a la venta. Y no solo eso. Zidane tendrá que hacerse a la idea de que tendrá que tirar una temporada más con lo que tiene en la plantilla.

O eso o buscar sitio a los cedidos, a los que Florentino tampoco podrá vender al precio que pretende.

Hablamos de jugadores como Achraf Hakimi, Kubo, Martin Odegaard, Dani Ceballos, Luca Zidane, Andrey Lunin, Álvaro Odriozola, Óscar, Jesús Vallejo, Sergio Reguilón y Borja Mayoral.

Zidane tendrá que tirar con lo que hay

Jugadores de los que, aunque los venda, tampoco logrará sacar las cantidades que necesita para hacerse con los servicios de los grandes cracks que pide Zidane. Por tanto, o mete a estos o a los anteriores en operaciones o cesiones con cambios de cromos, o Zidane ya sabe la plantilla que le espera el próximo curso. Con muchas incorporaciones, sí, pero las de los descartados por el técnico a lo largo de los últimos meses/años.

La única opción pasaría por la llegada de alguno de los más poderosos como el Paris Saint-Germain o el Manchester City para llevarse a alguno de los pesos más pesados. Pero con la situación actual, lo último que hará Florentino es deshacerse de cracks imprescindibles como Toni Kroos, Fede Valverde, Raphaël Varane o Eden Hazard. Y tampoco de cracks como Vinícius, al que Zidane daría salida pero en el que Florentino todavía confía en que termine siendo uno de los mejores de Europa. Y menos aún si es a cambio de un precio inferior a los casi 50 millones que le costó su fichaje.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad