¡Bale la lía en plena cuarentena! Florentino Pérez no sabe dónde meterse ¡por esto! | EFE

¡Bale la lía en plena cuarentena! Florentino Pérez no sabe dónde meterse ¡por esto!

stop

El escándalo del delantero galés que pone contra las cuerdas al Real Madrid

08 de abril de 2020 (12:08 CET)

Descartado. No es ningún secreto que Zinedine Zidane quiere perder de vista a Gareth Bale. El delantero galés está sentenciado en el Real Madrid. Hace meses que Zizou lo ha colocado en la rampa de salida.

De hecho, Zidane lo tiene claro desde que cogió las riendas del equipo por segunda vez, hace alrededor de un año. El míster ya le exigió entonces a Florentino Pérez que lo vendiera en el mercado estival. Y no escondía en público su animadversión hacia el británico. “Si se va mañana, mejor”, dijo el míster galo en la rueda de prensa posterior al primer partido de pretemporada. Un choque en el que el técnico dejó al delantero en la grada. Más claro, el agua.

Florentino Pérez frena la salida de Bale

Pero Florentino no lo quiso vender porque ninguna de las ofertas que llegaron complacían al presidente. Y Zidane no tuvo otra que reintegrarlo en la plantilla

Para maquillar el escándalo, se dijo que Bale estaba negociando su futuro con otro club, y que por eso el técnico lo había dejado fuera de la lista. De esta forma se mantenía la autoridad del entrenador para con la plantilla y se preparaba el reintegro de Gareth en el equipo.

Bale decepciona por enésima vez

Una decisión que a principio de temporada pareció acertada. El galés fue de los jugadores más destacados durante los primeros partidos. Y ni rastro de las lesiones que tanto han marcado su paso por Chamartín. Parecía que Bale por fin se había centrado y había ampliado su compromiso con la entidad.

Pero nada más lejos de la realidad. Pronto volvió a mostrar su desidia. Y volvieron las lesiones y sus sesiones de Golf.

Bale firma su sentencia

Unos problemas físicos que, sin embargo, no aparecían cuando se iba a jugar con Gales. Y en una de sus convocatorias con la selección de su país se produjo un hecho que provocó la división definitiva entre el delantero y el club.

Hablamos de la foto que se tomó tras completar la clasificación del combinado británico para la Eurocopa, en la que posaba más sonriente que nunca sosteniendo una bandera en la que se podía leer “GalesGolf. Madrid. En ese orden”. Una instantánea que fue su sentencia.

Florentino Pérez vende a Bale: destino sorpresa y ¡acuerdo cerrado ...

Porque aquella instantánea se sumó a los episodios de desidia que siempre ha protagonizado en el Madrid. Por ejemplo, aquel ocurrido durante la primera etapa del técnico galo en el Real, en el que se olvidó ponerse las botas de fútbol en el vestuario y tuvo que ir a medio partido contra el Leganés a ponérselas.

El último show de Bale: “¿Lo has visto?”. Zidane, sí. Y también ...

Zidane liquida a Bale

Que Zidane le puso la cruz definitiva pudo comprobarse en los partidos posteriores, los últimos disputados antes del parón por la crisis del coronavirus. De de los últimos siete partidos solo fue convocado en 5, y de ellos solo participó en tres. Y en partidos tan importantes como el de la ida de los octavos de la Champions League contra el Manchester City fue suplente.

Una declaración de intenciones de Zizou a Bale que le dejaban claro al crack que sus opciones con el francés se habían desvanecido. Había pasado a ser no más que un suplente para Zidane. Y en la directiva empezaron a entender que debían darle salida, aunque fuera a un precio low cost.

El coronavirus lo cambia todo

Así las cosas, Bale se había salido con la suya. Conseguiría salir a cambio de un precio por su traspaso que permitirá a su nuevo club asumir la elevada ficha que cobra en Chamartín. Y es que mantener su sueldo era una de sus exigencias para salir.

Gareth Bale| EFE

Pero el COVID-19 lo ha cambiado todo. La economía de la mayoría de clubes que podrían llevárselo se está viendo seriamente muy tocada. Y el panorama deja en serias dificultades su salida.

Bale se aferra al Real Madrid

Porque Bale tiene contrato hasta junio de 2022, y sabe que con la situación actual ningún club estará dispuesto a mantener su elevada nómina. Y menos por un jugador que en julio cumplirá 31 años.  De hecho, cuentan en la capital que ya son un par de ofertas las que ha rechazado. Y las intenciones del británico pasan por no variar sus planes en los próximos meses. no piensa moverse del Madrid.

Ahora Florentino Pérez se arrepiente de no haber aceptado alguna de las ofertas que el club recibió en el pasado por el jugador y que rechazó al considerar que la cantidad que los pretendientes ponían sobre la mesa era demasiado baja. Porque ahora no podrá venderlo ni a un precio low cost. Y puede que ni regalado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad