Gareth Bale se va: 180 millones (o Florentino Pérez tiene un plan)

stop

El presidente del Real Madrid y la salida del extremo de Cardiff

13 de mayo de 2018 (18:27 CET)

Florentino Pérez tomó una decisión hace unos meses que, ahora, se está viendo que fue la acertada. Y es que el presidente del Real Madrid se reunió con el representante del galés y pactaron que, acabara como acabara la temporada, Gareth Bale haría las maletas.

Y así lo hará. De hecho, muchas son las voces que apuntan a que sus dos goles en la victoria del Madrid el pasado sábado ante el Celta en el Bernabéu, serán sus últimos en el feudo merengue.

El club ya le ha puesto la etiqueta de transferible y muchos son los equipos que se están interesando en él. Y es que, aunque su rendimiento no haya sido el esperado en España, en Inglaterra sigue teniendo muy buen cartel. Y en la Premier League es donde jugará el año que viene.

Las posibilidades de Gareth Bale

Cuatro son las opciones que tiene el extremo encima de la mesa. Por un lado, el Tottenham Hotspur. Los de Londres, que saben que lo más probable es que Harry Kane se marche, ansían el regreso del hijo pródigo.

Gareth Bale y Luka Modric bromean durante el entrenamiento del Real Madrid / EFE

El problema es que el jugador considera que aún puede jugar en un equipo top, y los spurs están un escalón por debajo. No lo está el Chelsea, que ha llamado preguntando por él.

Sin embargo, Gareth ya le ha dejado claro a Florentino que no quieren saber nada de los de Stanford Bridge. Los blues son el eterno rival de ‘su’ Tottenham, y no quiere traicionar  su ex quipo.

Por otro lado, en el Liverpool también estarían encantados de recibirle. Pero, sin duda alguna la opción que más interesa al de Cardiff es la del Manchester United. José Mourinho hace meses que va tras sus pasos y en Old Trafford lo recibirían como un crack y le darían rol y minutos en el nuevo proyecto que está preparando el técnico luso.

Florentino Pérez le pone precio

En cualquier caso, vaya donde vaya, lo que tiene claro el presidente del Madrid es que va a intentar sacar todo lo que pueda de su marcha. De hecho, si fuese por el presidente, la Liga podría durar cuatro o cinco jornadas más.

Y es que Bale está mostrando ahora su mejor juego. Quizás porque sabe que se va a ir, el delantero, como demostró ante el Celta y en el Clásico contra el Barça, parece haber recuperado el olfato.

Y eso le da de maravilla a un Pérez que está viendo como, tras meses y meses bajando en picado, el caché de su estrella está volviendo a subir. Y más que lo hará si tiene, aunque sea, unos minutos en la final de Kíev.

De ahí que el mandatario espere obtener, como mínimo, 90 millones de euros por él. Y, ¿qué hará con esos millones? Poner unos cuantos más y llevar a cabo un plan que hace meses que está cocinando.

El plan de Florentino Pérez

La idea es poner 90 millones más y plantarse con 180 en las oficinas de Anfield para llevarse a Mohamed Salah de la mano al Santiago Bernabéu. De hecho, saque lo que saque de la venta de Bale, todo irá destinado a intentar fichar al egipcio.

No será fácil. Entre otras cosas porque en Liverpool está pidiendo 200 millones por su delantero, como mínimo. Saben que será muy difícil retenerlo en el conjunto red y quiere forrarse, como ya hicieron con Philippe Coutinho, con su venta.

Además, el egipcio, que sabe que estos trenes solo pasan una vez en la vida, se ha venido arriba y, en las conversaciones entre su entorno y el entorno del Madrid, ya se ha puesto encima de la mesa que Salah está pidiendo una millonada como ficha.

Pero Florentino es consciente que, por mucho esfuerzo económico que suponga, la llegada del extremo al Bernabéu sería un bombazo. De hecho, se ha estudiado la posibilidad de meter a alguno de los jugadores de la actual plantilla en la operación.

El trueque por Mohamed Salah

Bale es, de hecho, uno de ellos, aunque desde el club avisan que lo mejor sería separar las dos operaciones. En Anfield han tasado a Bale en 60 millones, con lo que Mohamed aún saldría más caro.

Otro de los jugadores que podría entrar en el traspaso es Lucas Vázquez. El joven delantero gusta mucho a Jürgen Klopp que no vería con malos ojos su llegada. También haría lo mismo con Marco Asensio, aunque Florentino prefiere reservarse esa carta para el último minuto.

Eso sí, si realmente las cosas se ponen difíciles con Salah, el mandatario ya ha estudiado otras opciones. Paulo Dybala o Antoine Griezmann son un buen ejemplo. Lo prioritario es vender a Bale por 90 millones. A partir de allí, la opción número uno es Salah. Y si no es el egipcio, ‘plan b’.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad