Ramos o “Messi no lo puede ni ver”. Y en el Barça no lo quieren | EFE

Messi o así será el Barça 2018-19: cuatro fichajes, una salida inesperada, un traidor (y una sorpresa final muy fea)

stop

El argentino y los planes del club para el Barça del próximo curso

12 de mayo de 2018 (18:18 CET)

​Leo Messi tiene muy claro que para que el FC Barcelona vuelva a estar en lo más alto, el vestuario debe sufrir una mini revolución. La base del equipo está hecha, pero falta ajustar algunas posiciones.

Y sobretodo teniendo en cuenta el gran despliegue económico que está dispuesto a llevar a cabo Florentino Pérez este verano. El Real Madrid se va a reforzar, mucho y bien, y en el Camp Nou deben estar a la altura para poder seguir luchando de tú a tú con los blancos y para dar un paso más en Europa.

Los cuatro fichajes del Barça

Y todo empieza por las llegadas. Serán cuatro. La primera de ellas no es ya ningún secreto: Antoine Griezmann. Pese a que en los últimos días el Atlético de Madrid se está mostrando intratable a la hora de negociar la salida del francés, desde el Barça avisan que la llegada del delantero en verano está más que confirmada.

Griezmann ya sabe lo que dice Luis Suárez (y Messi) por la espalda | EFE

El club catalán pagará la cláusula de Griezmann (100 millones) y se llevará uno de los mejores delanteros de Europa y que conoce a la perfección la Liga. Un lujo de jugador a un precio tan barato teniendo en cuenta la tendencia actual del mercado.

El segundo fichaje no es otro que el de Arthur. El centrocampista brasileño llegará no en verano, sino en el mercado de invierno. Con ya una pequeña parte del fichaje pagado, ahora sólo hace falta concretar si llegada y pagar el resto. El del Gremio, cuentan desde Brasil, vendrá a hacer de Andrés Iniesta.

Reforzará el centro del campo tras la salida del manchego. Si bien es cierto que muchos veían en Philippe Coutinho un buen recambio para Iniesta, esta media temporada ha demostrado que el brasileño se siente mucho más cómodo cuando juega como delantero o media punta. Ser interior en el Camp Nou no es tarea sencilla y a Philippe le está costando.  Arthur, avisan, tiene un perfil mucho más ‘tocador’ que su compatriota.

Arthur gremio

El que también reforzará la media es Carles Aleñá, el joven centrocampista que subirá del Barça B. Será considerado el cuarto fichaje. En un momento en el que, con el filial apunto de descender, muchos están poniendo en cuestión La Masía, la llegada de un Aleñá que tiene calidad para ser un grande supone un soplo de aire fresco.

Y como cuarto fichaje está Frenkie De Jong. Es sí, deberá esperar al 2019. La secretaría técnica del club hace muchos meses que está siguiendo a esta joven perla del Ajax de Ámsterdam, un jugador que, cuando llegue, será un recambio perfecto para Sergio Busquets. El club ha hablado con el jugador y se ha asegurado el futuro del centrocampista.

 

La salida inesperada

En cuanto a las salidas, al margen de las más que probables de Aleix Vidal, André Gomes o Paco Alcacer, entre otros, ahora debe sumarse una inesperada. Y esa no es otra que la de Ousmane Dembélé.

Mucho se esta hablando estos días del delantero francés. Y es que, pese a su buen partido el pasado miércoles ante el Villareal en el Camp Nou, en el club no son pocos los que, ahora ya sí, argumentan que su fichaje ha sido un desastre.

Se sigue confiando en él, pero cada vez son más los que piden una salida en forma de cesión para Ousmane. Necesita coger ritmo y confianza y, viendo que el año que viene será difícil tener minutos, una cesión sería la mejor solución.

Dembelé o el ridículo más grande: “¿Aceptas?” (o lo que cuenta un topo en el Barça)

O eso, o no le quedará más remedio que chupar banquillo. Con Luis Suárez, Leo Messi, Philippe Coutinho y Antoine Griezmann por delante, será difícil, por no decir imposible, que se asiente en la titularidad.

El traidor del Barça

Más difícil lo tiene un compatriota suyo de vestuario, Samuel Umtiti. El central francés sigue sin haber firmado una renovación que se está convirtiendo en un auténtico culebrón.

Umtiti pide una millonada que el Barça no le quiere dar, pero tiene a Florentino Pérez esperándole con las puertas abiertas y un cheque de oro. En el vestuario se sabe y no gusta nada que esté negociando con el Madrid.

Samuel Umtiti puede estar jugando su últimos partidos en el Barça  | EFE

Eso sí, desde el club avisan que lo más probable es que sea una maniobra para encarecer su renovación y que acabará renovando con una ficha adecuada a la voluntad del club y que cumpla con la escala salarial de la plantilla.

La sorpresa final

Un proceso de renovación que Messi está siguiendo al detalle. Como el resto de operaciones. Sin embargo, en las últimas semanas se han empezado a oír voces desde dentro del club que han puesto de los nervios al argentino.

Y es que una parte de la junta del club consideraría que ahora sería un buen momento para vender a Luis Suárez. Consideran que el uruguayo está más que amortizado y que su rendimiento sólo puede hacer que caer. Si llegase una oferta con cara y ojos, no sería mala idea deshacerse de él, y así, de paso, darle a Griezmann el espacio que necesita para desarrollar al cien por cien su juego.

Harto de Luis Suárez y Messi: el Barça quiere renovarlo y dice “no” | EFE

Una idea a la que Leo se opone totalmente. No quiere perder de vista a su gran amigo y, en el momento en que haya algún atisbo de venta, alzará la voz.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad