Florentino Pérez | EFE

Florentino Pérez hace una oferta en las últimas 24 horas de 75 millones por el tapado de Zidane

stop

El técnico galo pone un nombre sobre la mesa del presidente

30 de abril de 2019 (18:54 CET)

Que Paul Pogba es uno de los jugadores que siguen en el Real Madrid desde hace semanas no es ningún secreto. Es uno de los refuerzos que Zinedine Zidane ha pedido a Florentino Pérez desde que regresó al club merengue y anda preparando la plantilla de la próxima temporada.

El técnico francés lo quiere para reconstruir un centro del campo que sufrirá importantes cambios de cara a la próxima temporada.

Movimientos en el centro del campo del Real Madrid

Casemiro es uno de los jugadores que genera dudas a Zidane y si llega algún crack para su posición verá muy reducidos sus minutos, lo que podría llevar al brasileño a hacerlas maletas.

Por su parte, la desilusión crece cada día en Toni Kroos . El germano lo ha ganado todo en Chamartín y quiere probar nuevas aventuras. Y a sus 29 años sabe que no tendrá muchas más oportunidades de convertirse en la pieza importante de un nuevo proyecto.

Tampoco el futuro de Luka Modric está asegurado en el Madrid. El futbolista también está desencantado, además de sentirse algo engañado. El pasado verano Florentino le prometió una mejora de contrato a cambio de que se quedara. El ‘presi’ no quería una tercera fuga de un peso pesado tras las de Cristiano Ronaldo y Zinedine Zidane.

Luka Modric

Pero la subida de sueldo no llega y el croata está nervioso. Con 33 años las ofertas no le durarán toda la vida, y menos con las cantidades que le ofrecen equipos como el Inter de Milán, dispuesto a pagarle hasta 10 millones por temporada. Y el de Zadar quiere un último gran contrato.

Otro que tiene pie y medio fuera es Dani Ceballos. Zidane ya no contó con él en su primera etapa y las cosas no han cambiado en absoluto. Si el andaluz quiere minutos tendrá que salir.

Fede Valverde también genera dudas. Zidane, por el momento, solo le ve para la unidad B. El centrocampista tendrá que decidir si dar el salto a otro equipo donde le garanticen protagonismo desde el primer día o quiere seguir creciendo paso a paso.

Y mientras tanto, Isco Alarcón y Marco Asensio, que también podrían jugar en la medular, también están en la cuerda floja. El míster está convencido de todo lo que pueden dar, pero le mosquea la actitud que han tomado este curso. El técnico quiere jugadores comprometidos, y ese no ha sido fuerte de los futbolistas este año.

Pulso entre Zidane y Florentino por Pogba y Eriksen

Así, como decíamos, Pogba es el primer candidato del técnico para reforzar esta zona del campo. Florentino, por su parte, prefiere a Christian Eriksen. Principalmente porque el danés está a tiro.

Eriksen termina contrato con el Tottenham en junio de 2020 y los británicos prefieren venderlo este verano antes de arriesgarse a que no renueve y tengan que dejarlo salir el próximo curso con la carta de libertad. Además, apuntan desde Inglaterra incluso que ya tiene precio y este es más asequible que el de Pogba: 100 millones de euros.

Los otros complementos para la medular

Pero estos dos no son los únicos que suenan en Chamartín. Y es que no solo llegará un fichaje para la medular. Adrien Rabiot, que saldrá en junio del Paris Saint-Germain con la carta de libertad, es otro aspirante.

Adrien Rabiot | EFE

De hecho, una de las propuestas que tiene Casemiro viene del Paris Saint-Germain, que anda buscando desde hace semanas al relevo de Rabiot.  Y el brasileño no dudará en aceptarla si finalmente el destino del galo es el Madrid.

N’golo Kanté, del Chelsea, es otro de los favoritos de la secretaría técnica. Pero el Madrid ya les quiere picar a Eden Hazard. Y con la sanción que llevan encima de la UEFA que les prohíbe inscribir a jugadores durante dos ventanas de mercado, los blues no le dejarán salir.

Así las cosas, Zidane ha cambiado a Kanté por otro jugador francés. Y contratarlo no debería ser un problema para Florentino.

El tapado de Zinedine Zidane

Este es Tanguy Ndombélé, del Olympique de Lyon. El centrocampista de 22 años ha sido una de las revelaciones en el último año en el conjunto lionés, donde ha demostrado tener galones suficientes para disputar grandes competiciones. Ello, sumado a la gran proyección que asegura por delante, le han hecho ganar muchos enteros en la T4 del Santiago Bernabéu, desde donde ya han tanteado al Olympique y en las últimas 24 horas ya han hecho los cálculos de la cantidad que debe alcanzar la oferta. En Lyon ya saben del interés del Madrid.

Según Transfermarkt, el jugador tiene un valor de 50 millones de euros. Una cifra a la que sumando lo de más que pedirá el club galo y las inevitables primas a terceros subiría, a lo sumo, a unos 75 millones de euros.  La misma cantidad que pagó el FC Barcelona por el fichaje de Frenkie de Jong.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad