Gareth Bale| EFE

Bale a Florentino Pérez: “Habrá tortas” (o el fichaje final. Y la guerra en el Real Madrid)

stop

El delantero galés y el lío que pone el Santiago Bernabéu patas arriba

28 de agosto de 2018 (18:55 CET)

Movimientos en el Real Madrid. Cuanto todo parecía indicar que el club blanco iba a acabar el mercado de fichajes con lo puesto, Mariano se unirá a Gareth Bale, Karim Benzema y Marco Asensio como miembro de la delantera blanca.

Desde el entorno del Real avisan que el fichaje del delantero es cuestión de horas. Fue el Sevilla el que más se interesó por el catalán, pero Florentino Pérez ha decido reactivar la opción de tanteo con tal de no perderlo de vista.

Su llegada supondrá un gasto de 22 millones de euros, un precio más que asequible para un todopoderoso como es el Madrid. Mariano dejará atrás su etapa en el Olympique de Lyon, donde ha despuntado hasta convertirse en uno de los mejores delanteros de la Ligue1.

Eso sí, su nombre no es que haya despertado precisamente mucha ilusión en el vestuario blanco. De hecho, no ha sido otro que Gareth Bale el que ha alzado la voz y le ha enviado un mensaje alto y claro a su presidente: “Habrá tortas”.

El lío con Mariano

Y es que no eran pocos los que esperaban que la baza final de Florentino Pérez para este mercado de fichajes fuera un galáctico. De hecho, desde que Cristiano Ronaldo puso rumbo a la Juventus de Turín, muchos en la casa blanca estaban a la espera de un galáctico que aterrizase en el Bernabéu.

Pero no. Pérez ha preferido apostar por un verano de perfil bajo. Courtois y Odriozola han llegado no porque el club los necesitara con urgencia, sino más bien porque respondían a lo que ahora parece ser que impera en la directiva blanca: oportunidades de mercado.

Como la de Mariano, un jugador que estaba más que descartado y que el Madrid no hubiese fichado. Pero su posible venta al Sevilla ha encendido las alarmas en Chamartín y han optado por recuperar a un jugador que, eso sí, salió por la puerta de atrás hace unos años.

Un jugador que, teniendo en cuenta la opinión de varios pesos pesados en el vestuario blanco, no mejorará las prestaciones de una plantilla que anda coja en ataque y que, visto lo visto en los dos primeros partidos de liga, o bien está al cien por cien o le costará mucho repetir los éxitos pasados. Incluso ya hay voces que apuntan desde dentro del vestuario que este año será muy difícil llevarse algún título importante.

Gareth Bale | EFE

Julen Lopetegui se queda a cuadros

Uno de los que más sorprendido con el fichaje ha sido el propio Julen Lopetegui. El técnico vasco hacía semanas que tenía un nombre en mente: Rodrigo. El delantero del Valencia era el elegido por el técnico blanco. Es más, cuentan que ningún otro nombre le hacía tanta gracia como el del hispano brasileño.

Pero no. Florentino no ha querido pagar los más de 70 millones que pedían en Mestalla por él y ha preferido apostar por un jugador que, eso sí, está muy lejos de ser un galáctico.

Lopetegui se encuentra ahora con una delantera en la que deben ser Bale, Benzema y Asensio los que le saquen las castañas del fuego. A partir de ahí, poco más. Vinicius de momento no cuenta y Borja Mayoral tiene muchos números de marcharse una vez hecha oficial la llegada de Mariano.

Un Mariano que nunca ha sido del agrado de Julen. De hecho, pudo convocarlo en muchas ocasiones cuando era seleccionador, pero el catalán no pisó la Selección Española mientras Lopetegui estuvo al mando. Algo tendrá que no le acaba de gustar al míster.

 Lopetegui | EFE

La guerra abierta en el Real Madrid

Una guerra abierta entre la directiva y el banquillo que cada día que pasa se hace más evidente. Y es que, al margen de la llegada de Mariano, que responde más a una oportunidad de mercado que a la voluntad del entrenador, los planes que tiene en mente Pérez no es que sean precisamente los que más cuadren con los de Julen.

Tal y como cuentan desde dentro, el máximo responsable del club ha optado ahora por el gasto mínimo. ¿El motivo? Guarda todos los millones que puede para ir a por Neymar el próximo verano.

El brasileño es su obsesión y será el galáctico que llenará de nuevo las arcas blancas. Pero hasta que eso suceda, Lopetegui debe trabajar con lo que tiene, que no es mucho. Al menos en la delantera.

Veremos qué rendimiento tiene Mariano en el Bernabéu y cómo logra Lopetegui confeccionará un equipo que puede estar, al final de temporada, en disposición de ganarlo todo. Teniendo en cuenta lo que llega desde Valdebebas y las pocas opciones que se dan a un Madrid que se ha debilitado este verano, parece difícil. Eso sí, al menos ahora Julen no podrá decir que el club no le ha fichado al delantero que tanto pedía. El lío está servido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad