Gerard Piqué   | EFE

Piqué tira de la manta (o “¿Sabes lo de Lopetegui?”: tema tabú en el Real Madrid)

stop

El central del Barça y el 'top secret' que corre por Valdebebas

27 de agosto de 2018 (17:10 CET)

​Gerard Piqué sabe de buena mano que no todo es calma y felicidad en el vestuario del Real Madrid.  Y es que, pese a que los blancos andan líderes en la clasificación, empatados con los azulgranas pero primeros por la diferencia de goles, en Chamartín tienen un buen lío montado. Y de los gordos.

De hecho, la pregunta de “¿Sabes lo de Lopetegui?”, hace ya días que circula por el entorno del Real y, visto lo visto ante el Girona, se ha acabado de confirmar. El tema tabú en Valdebebas tiene como protagonista al técnico vasco.

El lío en el Real Madrid

Y es que no son pocos los que, cuando se supo que Julen era el elegido por Florentino Pérez para ser el nuevo entrenador blanco tras la marcha de Zinedine Zidane, lanzaron un aviso: el clan de los españoles en el vestuario ganaría mucho peso.

Dicho y hecho. Tal y como cuentan desde dentro, jugadores como Isco, Asensio, Carvajal o incluso Nacho han ascendido en cuenta a su rol y sus galones en un vestuario que cada vez está más dividido.

Y es que los que hace poco eran, como denomina más de uno en las redes sociales, los “niños mimados de Zidane” ya no lo son para Lopetegui. Marcelo, que se marchó muy cabreado de Girona tras ser sustituido, Modric, que de momento ha partido como suplente en las dos jornadas de Liga, Varane, en idéntica situación que el croata o Kroos, que tiene a Ramos muy cabreado por su bajón de forma, son algunos de los casos que ejemplifican este nuevo hacer en Valdebebas que está creando más de un problema en el Madrid.

Julen Lopetegui | EFE

Ahora el clan de los españoles es el que impone la ley en el vestuario del Real. Un vestuario que está cada vez más dividido y en el que los ‘amigos’ de Julen están ganando más peso cada día que pasa.

El enfado es cada vez mayor

Algo que está provocando que jugadores que no hasta hace mucho eran intocables, como Casemiro o los citados anteriormente, estén ahora subiéndose por las paredes. Y Lopetegui y Florentino lo saben.

El problema para los que están ahora cabreados es que, al menos de momento, los resultados están acompañando a las decisiones de un Julen que ya ha demostrado, al contrario de lo que muchos creían, que no le tiembla el pulso a la hora de sentar a más de uno.

Veremos si Lopetegui continúa apostando por sus más cercanos y dejando en el banquillo a jugadores hasta hace nada fijos. De momento, no le va nada mal. Eso sí, si todo continua así, cuando lleguen los malos resultados la bomba explotará. Y el lío será muy feo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad