Sergio Ramos y Santiago Solari | EFE

Sergio Ramos amenaza Solari a 24 horas del Clásico: “Rectifica” (y arde el Real Madrid)

stop

El técnico argentino recibe un aviso

26 de febrero de 2019 (11:46 CET)

Gareth Bale está siendo el gran señalado de la semana en el Real Madrid. Lo que ocurrió con el delantero galés en el choque contra el Levante todavía trae cola. Y lo que queda.

En el entorno madridista van llenos con los feos gestos del ex del Tottenham. El que hizo saltar la liebre fue el que ocurrió en los últimos minutos del partido, tras anotar el 1-2 desde los once metros. Bale fue uno de los suplentes del equipo y no salió hasta la segunda parte. Algo que le molestó profundamente y le provocó un enfado monumental que pagó con sus compañeros.

Los feos de Bale en el partido contra el Levante

Concretamente, Bale se quitó de encima de malas maneras a Lucas Vázquez cuando este fue a abrazarle tras el gol, mientras se mostraba indiferente con el resto del equipo. Solo chocó la mano a Raphaël Varane. Además, durante los minutos que estuvo en el terreno de juego intentó hacerlo todo solo, excepto cuando tenía a Luka Modric al lado, el único al que le pasaba el balón.

Gareth Bale Modric

Pero este lunes descubrimos que el mosqueo del jugador británico ya venía de antes. Según se pudo ver en unas imágenes de El Golazo de Gol y en Deportes Cuatro, el delantero se escaqueó del calentamiento antes de salir a jugar.

Bale se escaquea de calentar

Bale estaba en la banda junto a Antonio Pintus realizando ejercicios, cuando de repente le dijo al preparador físico que se iba a beber agua. Lejos de ello, lo que hizo fue sentarse en el banquillo junto a Marcelo y Keylor Navas. Y allí estuvo cinco minutos hasta que llamó Santiago Solari para entrar al verde.

Fue un episodio oscuro más en la lista que acumula el delantero en las cinco temporadas y media que lleva en el Real Madrid.

Bale, muy lejos de las expectativas

El jugador llegó en el 2013 para que terminara siendo el relevo de Cristiano Ronaldo. Pero entre lesiones y pasotismo se ha quedado muy lejos de ese rol que había reservado para él. Y peor: no solo no da la talla sino que se enfada cuando alguien lo señala.

Solari rebaja tensiones de puerta para afuera

El míster argentino quiso quitar hierro al asunto en la rueda de prensa posterior al partido. "A mí me da igual cómo celebran los jugadores los goles, me interesa que los hagan. Me encantó la actitud de Bale de salir a comerse el césped", dijo el técnico.

No obstante, si algo ha demostrado Solari es que no se casa con nadie. Y que no tiene problemas en sentar a un jugador si no da el rendimiento esperado. Es decir, aunque asegure que le gusta “la actitud de Bale de salir a comerse el césped”, el entrenador está harto de los actos de desidia y de poco compromiso del crack británico.

Toque de atención a  Solari desde el núcleo duro del Real Madrid

Sin embargo, los inputs que le llegan desde el club no van en esta dirección. Todo lo contrario.

Los pesos pesados del vestuario liderados por Sergio Ramos, así como algunos de los sectores más importantes de la entidad reclaman la titularidad de Bale para los Clásicos que vienen.

Sergio Ramos | EFE

Bale apunta al once titular

“Rectifica”, le dicen al míster. Y es que por muchos feos o pasotismo que muestre el jugador, se crece en los partidos grandes y sus aportaciones para los mismos son vitales. Y el equipo le necesita al máximo nivel.

Por eso reclaman a Solari que mime y cuide al jugador y evite, al menos para estos dos choques, tener mosqueado a Bale. Monte como se lo monte, Gareth siempre acaba viendo puerta, y consideran esta cualidad imprescindible para lo que resta de temporada. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad