Florentino Pérez y Sergio Ramos| EFE

“60 millones”. Florentino Pérez pide 90. Y Sergio Ramos avisa: “Véndelo”

stop

El crack que enfila la puerta de salida en el Real Madrid

26 de febrero de 2019 (10:11 CET)

El feo gesto de Gareth Bale en el choque disputado entre el Levante y el Real Madrid el pasado domingo sigue trayendo cola. Primero a Lucas Vázquez, al que se quitó de encima de malas maneras cuando el gallego fue a celebrar el tanto del galés que establecía el 1-2 en el marcador.

Más tarde al resto del equipo, con el que su actitud dejó mucho que desear, tanto en el vestuario como en el viaje de vuelta a Madrid.

Las guerras abiertas de Gareth Bale

El futbolista tiene unas cuantas guerras frías abiertas. Por ejemplo con Santiago Solari, que no se casa con nadie y no tiene problemas en sentarlo en el banquillo si su rendimiento no es bueno.

También con algunos jugadores como Lucas Vázquez y Marco Asensio. No soporta que los jóvenes le hayan quitado el protagonismo en el equipo y que a menudo le pasen por delante en el once titular. Opina Bale que no han demostrado más que él para tener más minutos.

Gareth Bale levante

O con Marcelo y Thiabut Courtois, a los que no perdona que recientemente hablaran de él en sendas entrevistas, en las que considera que le faltaron al respeto. El lateral brasileño señaló que no habla nada que no sea inglés y que tenían que comunicarse con él con gestos. El guardameta reveló que en el entorno futbolístico muchos le llaman “el golfista”, por su afición al golf.

Bale agota sus oportunidades

Un panorama que le pone todavía más en el punto de mira. Y es que el de Cardiff está siendo una decepción temporada tras temporada. No es ni de lejos el líder del equipo que Florentino Pérez esperaba que fuera cuando lo fichó en el 2013. Su rol era relevar a Cristiano Ronaldo como referencia del equipo, pero nada más lejos de la realidad. Y la paciencia del presidente tiene un límite, que está a punto de rebasar.

Ya el verano pasado el mandatario quiso traspasar a Bale. Pero tras la salida de Cristiano Ronaldo y de Zinedine Zidane, y de los dos goles que anotó en la final de la Champions League, a Florentino no le quedó otra que retenerlo. Pero ya ha tenido suficiente. Quiere traspasarlo sí o sí cuando termine la temporada.

Florentino Pérez, decidido a vender a Bale

El problema es que Pérez quiere sacar por su venta unos 90 millones de euros, pero las pocas propuestas que ha recibido no pasan de los “60 millones”. El jugador, en caso de salir, quiere ver aumentada su ficha, lo que limita lo que los equipos están dispuestos a ofrecer por su fichaje. Suficiente les costará mantener su nómina.

No obstante, Sergio Ramos y otros pesos pesados de la plantilla, así como desde algunos estamentos del club, le han dado una recomendación clara: “Véndelo”. Mejor 60 ahora que no tener a un jugador que es como un lastre en el equipo. Y con contrato con el Madrid, es Bale el que tiene la sartén por el mango.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad