Gareth Bale | EFE

El mayor escándalo de Bale no se vio (y Florentino Pérez no sabe cómo taparlo)

stop

El presidente blanco tiene una gran preocupación con el galés

25 de febrero de 2019 (17:30 CET)

El Real Madrid pasa de un lío a otro en cuestión de días. Tras el partido ante el Levante, los blancos se han visto envueltos en varias polémicas. Más allá de las dudosas jugadas y el VAR, el protagonista de la noche de ayer fue Gareth Bale.

Bale se mete en un lío

El galés volvió a ser suplente, una vez más, desde que está Solari y sigue sin entender su nuevo rol. Por eso y fruto del cabreo, Bale marcó el gol de la victoria en el Ciutat de Valencia. Pero, lo sorprendente es que no lo celebró y apartó el brazo de Lucas Vázquez cuando el gallego fue a abrazarle.

Este gesto ha recorrido todos los medios de comunicación y muchas han sido las críticas al jugador británico, que no deja más que evidenciar que no está cómodo en este Real Madrid.

El otro escándalo del galés

Sin embargo, este escándalo no es lo peor que está pasando en el conjunto blanco con Gareth. Y es que en la directiva blanca preocupa más otro asunto que está relacionado con el ex del Tottenham.

Florentino Pérez tiene un problema importante: ningún gran equipo ofrece el dinero que el presidente merengue pide para que Bale pueda salir del Real Madrid. Y después de lo de ayer está más que claro que tienen que buscarle un destino cuanto antes.

Su caché ha bajado considerablemente y su irregularidad, comportamiento y continuas lesiones no pasan desapercibido para las grandes potencias europeas.

Nadie ofrece más de 80 millones de euros por Bale. Una cantidad que, según está de inflado el mercado, se antojaría casi un regalo. Teniendo en cuenta que hace seis años costó 20 millones más.

 Bale| EFE

Los pretendientes de Bale

El Tottenham y Manchester United son los equipos que le pretenden, toda vez que el Chelsea parece que no podrá fichar hasta 2020. Ninguno de los dos equipos de la Premier pone más de 80 millones encima de la mesa y, como mucho, lo tasarían en esa cantidad para incluirle en alguna operación, como la de Kane o Eriksen con los ‘spurs’.

El United tampoco está dispuesto a desembolsar una cantidad superior por un futbolista venido a menos y que deja muchas dudas, en cuanto a rendimiento y actitud. Un escándalo que Florentino tapa, pero que preocupa más que el feo gesto de ayer.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad