Piqué pacta con Messi, Coutinho y Luis Suárez el nuevo fichaje estrella del Barça

stop

Los primeros partidos de pretemporada dejan al descubierto las cartas de Valverde

 Piqué o la reunión secreta con Messi, Suárez y Busquets que termina muy mal| EFE

01 de agosto de 2018 (22:05 CET)

La pretemporada del FC Barcelona está dejando buenas sensaciones hasta el momento. Los resultados no han sido los mejores, pero por ahora eso es lo de menos.

La primera conclusión positiva es que los nuevos fichajes se están adaptando bien: Malcom, Arthur y Lenglet se han entregado a fondo y han dejado buenas sensaciones.

Otro motivo de satisfacción para Ernesto Valverde es la ambición y competitividad que están mostrando jugadores que no parecían contar para el técnico. Se lo quieren poner difícil.

Munir ha dejado muy buenas sensaciones y ya ha sido confirmado como pieza del nuevo Barça. Lo que no quita que pueda salir si llega una buena oferta del Sevilla u otro club.

Otros dos futbolistas que a priori debían salir pero que están cumpliendo son Rafinha y el central Marlon Santos. Su perfil diestro podría precipitar la marcha de Vermaelen, zurdo como Umtiti y Lenglet.

El Barça tiene ahora seis centrales disponibles, tres para cada posición. Con Piqué, Umtiti y Lenglet como fijos, y Yerry Mina abocado a salir porque tiene más mercado que ninguno, la duda podría estar entre Marlon y Vermaelen.

Pero, sin duda, el jugador que más ha sorprendido a Valverde en estos partidos es Rafinha. Futbolista que parecía destinado a salir, se está ganando a pulso una nueva oportunidad.

Thiago Alcántara, el refuerzo que pide Piqué

El Txingurri está encantado con su rendimiento. Además, está siendo clave para ayudar a la adaptación de los brasileños Malcom y Arthur.

Los pesos pesados del vestuario, con Messi y Piqué a la cabeza, ya han analizado esta situación. A falta de que lleguen Luis Suárez y Coutinho, los dos canteranos cortan el bacalao.

Como ya hemos publicado, Messi pide un fichaje de primer nivel. El club estaría dispuesto a gastar entre 100 y 120 millones de euros. Más, sería demasiado.

Los favoritos son Paul Pogba y Christian Eriksen, pero sus precios son muy elevados. Parece difícil sacarlos de sus respectivos clubes por menos de 150 millones.

Por este motivo, va cobrando fuerza otra posibilidad. Un jugador que también está en la agenda del Real Madrid: el internacional español Thiago Alcántara.

El fichaje de Thiago podría ser propicio en caso de que Rafinha finalmente se quede en el equipo. Los dos hermanos se reencontrarían, aunque competirían por minutos.

De Jong o Parejo, el complemento

A priori, ninguno de los dos sería titular, pero Thiago obviamente tiene más números para serlo. Su estilo de juego encaja perfectamente en el Barça y su integración está más que asegurada.

Piqué ha incidido especialmente en esta posibilidad en caso de que tampoco jugadores como Pjanic y Rabiot sean accesibles. Pero no bastaría solo con Thiago.

Además, el Barça debe fichar a un recambio para Sergio Busquets. Y el elegido es Frenkie de Jong, pero Valverde también apuesta por Dani Parejo como alternativa.

La llegada de dos nuevos centrocampistas supondría la marcha definitiva de André Gomes, lesionado, y plantearía un Barça repleto de variantes tácticas: el 4-3-3 y el 4-2-3-1.

El esquema preferido de Valverde a priori es el segundo, con Messi en la mediapunta y Luis Suárez descolgado como nueve. Las bandas serían para Coutinho y Dembelé o Malcom.

Sin embargo, de quedarse Rafinha, también podría disputarse una plaza con los dos extremos diestros, capacitados ambos por jugar por la izquierda.

Sergi Roberto, alternativa real a Busquets

El suplente que debe dar descanso a Coutinho es Denis Suárez, pero también podría ser Thiago en caso de cerrarse su fichaje. El hijo de Mazinho también podría jugar por Rakitic.

La idea de Valverde es que el croata y Busquets sigan compartiendo el doble pivote, pero necesitarán jugadores que les den descanso. Es ahí donde entra Arthur y entraría el propio Thiago.

Busquets también necesita poder tener un relevo más a menudo, ya tiene 29 años. En ese sentido, sería ideal el fichaje de Frenkie de Jong o, si no queda otra, de Dani Parejo.

Sergi Roberto también se desenvuelve muy bien haciendo de Busquets, pero el Barça debería fichar a otro lateral derecho si quiere que el de Reus asuma ese rol. Tampoco es descartable.

Thiago, titular en el 4-3-3

Arriba, los posibles recambios para Messi y Suárez serían Munir y Paco Alcácer en caso de quedarse. Pero el club no descarta vender a uno de los dos si llega una oferta interesante.

En caso de jugar con el clásico 4-3-3, Thiago compartía el puesto de interior con Rakitic, ligeramente por delante de Busquets. Messi y Coutinho actuarían como falsos extremos por derecha e izquierda respectivamente, con Suárez siempre en punta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad