Leo Messi celebra un gol al Leganés con Coutinho, Sergi Roberto y Dembelé | EFE

“¿Y éste es el nuevo Griezmann?”. Coutinho, Messi y Luis Suárez alucinan (o el Barça cierra un fichaje inesperado)

stop

Ernesto Valverde está cada vez más enfadado con la junta directiva

29 de julio de 2018 (11:05 CET)

La junta directiva del FC Barcelona debería hacer un poco más de autocrítica. No deja de ser reseñable que todos los entrenadores que pasan por el banquillo acaben mosqueados.

Bartomeu y compañía terminaron especialmente mal con Pep Guardiola, pero tampoco con Luis Enrique hubo demasiado feeling. Ahora los sufre Ernesto Valverde.

El Txingurri pidió una serie de refuerzos que no están llegando. Y no solo eso, sino que encima se han ido jugadores como Paulinho, con quien el técnico contaba.

El desplante de Griezmann fue muy doloroso y el último ha sido Willian. La dirección deportiva ha rechazado ir a por él y en su lugar ha fichado a Malcom.

El nuevo extremo del Barça es un perfecto desconocido para Valverde, que ya se ha encargado de dejar claro que es un fichaje de club. No una petición suya.

Arthur, llegado desde Brasil y autor de un gol contra el Tottenham en el primer partido en EEUU, tampoco era una petición de Valverde, sino un asunto llevado por Robert Fernández. Como el de Ousmane Dembelé.

El único avalado por Valverde hasta la fecha es el francés Clement Lenglet, donde Abidal no ha tenido que hacer gran cosa para convencerle.

Munir se queda en el Barça

Lo más grave del caso es que se habla de grandes refuerzos pero por el momento no ha llegado ninguno. “¿Y este es el nuevo Griezmann?”, protestan en las redes sociales.

La gente se refiere a Munir, el futbolista que si no cambian mucho las cosas en Estados Unidos se quedará como miembro del primer equipo después de dos años de cesión en cesión.

De momento, el hispano-marroquí ha comenzado bien. Suyo fue el primer gol del Barça en la pretemporada, frente al Tottenham. Partido que los azulgrana solventaron en los penaltis. Malcom anotó el lanzamiento del triunfo. 

Munir competirá con Alcácer para ser alternativa a Luis Suárez y, si alguna vez es menester, de Leo Messi. Aunque todavía no está todo dicho.

Pendientes de Paco Alcácer

Los esfuerzos del Barça se centrarán en fichar a un crack para el centro del campo. Eso es lo que ha reclamado Valverde con más énfasis.

Pero si el Real Madrid finalmente cierra el fichaje de Rodrigo Moreno, no hay que descartar que Alcácer vuelva al Valencia. En ese caso, podría llegar un delantero nuevo con mejor pinta.

Aleix Vidal y André Gomes sí que se tienen que buscar la vida porque Valverde no cuenta con ellos. Y Rafinha, otro caso en standby que también se podría terminar quedando: contra el Tottenham dio las dos asistencias de gol.

Lucas Digne, al Everton por 20 millones

Otros dos que pueden hacer las maletas con Lucas Digne, que ya tiene un acuerdo con el Everton para pagar 20 millones de euros al Barça, y Jasper Cillessen. Ambos quieren más minutos.

Por lo pronto, Valverde va sorteando los obstáculos que le ponen. Mientras que Suárez, Piqué, Busquets, Coutinho y el propio Messi alucinan con el panorama.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad