Messi o el fichaje que el Barça programa para el 31 de agosto | FCB

Messi exige un fichaje de 100 millones de euros al Barça

stop

El astro argentino ya hace valer su brazalete de primer capitán

01 de agosto de 2018 (15:47 CET)

Lionel Messi ya se ha convertido, al fin, en primer capitán del FC Barcelona. Una responsabilidad que, con la selección argentina, no le ha dado muy buenos frutos.

Pero como dice el Cholo Simeone en la comparativa con Cristiano Ronaldo, Messi es el mejor jugador del mundo para formar parte de un equipo de estrellas. Y el Barça lo es.

En un equipo mediocre, el astro argentino lo tiene más difícil para brillar. Especialmente porque los rivales le hacen marcajes intensos, con hasta tres hombres pendientes de él.

El caso es que Messi ya es el máximo capitán azulgrana tras la marcha de Andrés Iniesta a Japón. Y desde su primer día en Estados Unidos ha querido tirar de galones.

La jerarquía que el rosarino se ha ganado en el Barça durante la última década –justo hace 10 años que comenzó la era Guardiola– alcanza ahora su clímax con esta capitanía.

La misión de Abidal

Por ello, Messi no va a dejar pasar ni un día sin recordar a los máximos responsables del club que hace falta un fichaje de galones, como ya se vio contra la Roma en EEUU (2-4). Falta algo y Josep María Bartomeu lo sabe.

Eric Abidal fue fichado con este cometido, el de transmitir al presidente y al director deportivo, Pep Segura, lo que quiere el vestuario. O lo que es lo mismo: lo que quiere Messi.

El astro argentino quería un nuevo Neymar. Es decir, un delantero de primer nivel que formase nuevamente un tridente letal con él y Luis Suárez. El elegido era Antoine Griezmann.

Abidal debía ser el encargado de terminar de convencer al Principito, pero fracasó en su primera misión. Sin embargo, ahora está poniendo todo de su parte para buscar un nuevo crack.

Favor a Dembelé

El ex futbolista del Barça estuvo hábil al cerrar el fichaje de Malcom cuando vio que Willian también se iba a de precio. Malcom es, en el fondo, un favor a Dembelé.

Por mucho que al extremo galo pueda incomodarle un jugador de sus características, es una obviedad que habría jugado mucho menos con Griezmann o Willian en el equipo.

Florentino Pérez destroza a Malcom: el ‘top secret’ en el Real Madrid | EFE

Con Malcom, lo que ha hecho Abidal es cerrar la delantera –a expensas de lo que pueda ocurrir con Paco Alcácer– sin tirar la casa por la ventana y dejar abierta la vía para el centro del campo.

El Barça dirigirá los 100 millones de euros destinados a Griezmann a un centrocampista de primer nivel. Y Messi así lo ha exigido. Ernesto Valverde también se ha encargado de pedirlo.

Las variantes del nuevo Barça

Con las marchas de Iniesta y Paulinho, es obvio que hace falta algo más en el centro del campo. Arthur, Denis o Rafinha, de quedarse, no son complemento suficiente para Busquets y Sergi Roberto.

El Barça busca tener una plantilla que ofrezca múltiples variantes al técnico. Para poder formar un 4-2-3-1 con Coutinho, Messi, Dembelé o Malcom y Luis Suárez arriba o un 4-3-3 con Busquets, Rakitic, el nuevo medio, Coutinho, Suárez y Messi.

Por todo ello, el club está manteniendo una política de incorporaciones y ventas con mucho criterio: ha invertido 120 millones en fichajes pero ya lleva ingresados 83 millones con los 50 de Paulinho y pronto habrá que sumar los 40 millones aproximadamente de Yerry Mina.

Bartomeu le prometió a Messi hacer el Barça más competitivo posible, lo que ha llevado a posponer, incluso, las obras del nuevo Camp Nou. Y pasará por el aro.

Pogba y Eriksen, los favoritos

Los 100 millones de Griezmann, y quizá un poco más, deben servir para traer a un nuevo crack: Pogba, Eriksen, Pjanic o Rabiot son los elegidos. Y Messi quiere a uno de los dos primeros.

En este sentido, y como viene informando Diario Gol, Abidal ya está moviendo sus contactos y se ha reunido recientemente con Pogba en Beverly Hills, Los Angeles.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad