Sergio Ramos | EFE

Sergio Ramos presiona a Florentino Pérez con el sustituto bomba de Solari (y no es Mourinho, Klopp, Pochettino, Löw, Allegri y compañía)

stop

El capitán blanco pone un nombre sorpresa encima de la mesa de su presidente

12 de enero de 2019 (18:55 CET)

Sergio Ramos es consciente que la situación actual del Real Madrid es insostenible. Tras la salida de Zinedine Zidane y de Cristiano Ronaldo el pasado verano del club blanco, todo ha ido a peor.

Durante los primeros meses de la temporada fue Julen Lopetegui quien se hizo cargo de la primera plantilla. Pero fracasó. Su sistema de juego no convenció ni al vestuario, ni a la grada. Tampoco a Florentino Pérez que, ante los malos resultados, se cargó al vasco.

Santiago Solari es un parche

En ese momento sonó muy fuerte el nombre de Antonio Conte. Hubo contactos con el técnico italiano, que había dado el ‘ok’ a su fichaje. Sin embargo, fue el capitán el que salió al frente y se negó a aceptar su llegada.

Sergio Ramos | EFE

¿Los motivos? Ramos no quería a un sargento, a un técnico que viniera con ganas de mano dura y de represalias. Su famoso “el respeto se gana, no se impone” fue definitivo para que Conte hiciera marcha atrás y se negara a aterrizar en un vestuario que ya le había dejado claro que no quería verlo ni en pintura.

Fue entonces cuando a Florentino no le quedó más remedio de tirar con lo que tenía en casa, y eso no era otra cosas que ascender a Santiago Solari del filial al primer equipo. Un parche que funcionó durante los primeros partidos pero que, ahora, con el tiempo, se ha evidenciado como un nuevo problema.

Y es que el argentino ni vence ni convence. De ahí que en la cúpula ya le estén buscando un relevo de cara al próximo verano. Pese a haber firmado un contrato hasta el 2021, desde dentro nadie esconde que lo más probable es que acabe marchándose al final del presente curso. Acabe como acabe la temporada.

Santiago Solari | EFE

Sergio Ramos presiona con una bomba

Y Ramos lo sabe. Y ya está presionando con un nombre bomba: Raúl González. Sí, el capitán parece dispuesto a repetir la fórmula que utilizó hace unos meses. Y es que el capitán no quiere saber nada ni de José Mourinho, Jürgen Klopp, Mauricio Pochettino, Joachim Löw o Massimiliano Allegri.

La idea del defensa es la de meter en el banquillo a un ‘nuevo Zidane’, es decir, un técnico que tenga el total apoyo de la grada, del entorno y del vestuario. Y ahí el nombre de Raúl González Blanco no genera ningún tipo de discusión.

Si bien es cierto que el ex jugador ni tiene aún experiencia en equipos de primer nivel, su conocimiento del entorno y del club hacen de él la opción ideal para aquellos que buscan para el banquillo blanco a un referente que genere ilusión y optimismo.

Raúl González, el ‘nuevo Zidane’

De hecho, Raúl ya forma parte de la nómina de entrenadores del Madrid. Es actualmente el míster del Cadete B de los de Chamartín, un trabajo que le está sirviendo como prácticas para poder sacarse el Diploma Profesional de entrenador.

Es más, él, Xavi Alonso u otros cracks históricos del fútbol español como Xavi Hernández, tendrán a partir del próximo 1 de julio la titulación para poder entrenar a cualquier equipo de la Liga y del mundo.

Un Raúl que, tal y como cuentan desde su entorno, estaría más que encantado de hacerse cargo del primer equipo. Algo con lo que Sergio Ramos está presionando, y mucho a Florentino. El central prefiere a alguien de la casa para reflotar un barco que hace tiempo que se está hundiendo.

Raúl González  | Archivo

Florentino Pérez tiene otros planes

El problema es que Florentino no está por la labor. Si bien es cierto que no le importaría ver a Raúl (o a Xabi Alonso) como segundo entrenador, no es menos cierto que el presidente tiene muy claro que la figura que debe hacerse cargo del Madrid debe ser de primer nivel.

En todos los sentidos. Pérez quiere a un míster al que no le tiemble la mano, que no tenga ‘compromisos’ en el vestuario y que no se case con nadie. Y Raúl no sería precisamente el más indicado para pasar la escoba.

 Florentino Pérez| EFE

El máximo responsable del club sabe además que, si lo que quiere es conseguir que jugadores como Neymar, Kane, Hazard, Eriksen y compañía acaben firmando, debe tener a una primera espada al mando del equipo.

No son pocos los cracks que ya le han hecho saber que, o bien forma un buen proyecto con un técnico top al frente, o no firmarán con el club blanco. De ahí que los nombres que más gusten al presidente sean los de Mourinho, Klopp y Löw.

Eso sí, de momento la opción Raúl no está descartada. Está encima de la mesa. Alejada de la voluntad de Florentino, pero encima. El tiempo dirá si las presiones de Ramos vuelven a surgir efecto o esta vez es Pérez el que no da su brazo a torcer.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad