Josep Maria Bartomeu y Florentino Pérez | EFE

“Perdónalo”. Y Florentino Pérez no lo quiere en el Real Madrid. Y llama al Barça de Messi

stop

El presidente blanco y el crack que se ofrece al eterno rival

12 de enero de 2019 (11:55 CET)

Hasta no hace mucho, el mercado de invierno no era más que una buena oportunidad para sacarse de encima algún jugador que ya se veía que no estaba funcionando. Los fichajes de Navidad eran de los que se llamaban “de relleno”. Ahora ya no.

Cada vez más los grandes clubes de Europa aprovechan en invierno para completar sus plantillas de cara a las segundas vueltas de los campeonatos y, si es necesario, hacer inversiones millonarias. En el Barça, por ejemplo, llegó Philippe Coutinho el pasado invierno a cambio del mayor cheque que ha pagado nunca la entidad catalana por un jugador.

Veremos qué acaba sucediendo este año, pero viendo los diferentes movimientosque se están llevando a cabo en los despachos del club azulgrana y del Madrid, lo más probable es que hay alguna que otra sorpresa.

Florentino Perez | EFE

Misma posición, diferentes situaciones

Entre otras cosas porque ambos clubes están inmersos en la búsqueda de un jugador del mismo perfil, un delantero. En el caso del Madrid, Florentino está muy preocupado ante la falta de gol que está evidenciando su delantera, y no se descarta incluso que llegue un goleador de primer nivel como Mauro Icardi ahora en invierno a la espera de los galácticos que puedan llegar en verano.

Por su parte, en el Barça, una vez confirmada ya la venta de Munir al Sevilla, la secretaría técnica busca un delantero que complemente a los Leo Messi, Luis Suárez, Dembélé y compañía.

Eso sí, a diferencia del Real, en el Camp Nou buscan a un jugador que llegue para ser suplente y que tenga, eso sí, la calidad suficiente para suplir al uruguayo. Los dos buscan lo mismo, un delantero, pero las urgencias no son idénticas.

Luis Suárez y Messi | EFE

Florentino Pérez se niega

Es por eso que desde el vestuario del Real Madrid, con Sergio Ramos y los pesos pesados a la cabeza, le han puesto encima de la mesa el nombre de Álvaro Morata a Florentino. El capitán, que mantiene una excelente relación con el canterano blanco, sabe que el ‘9’ quiere salir del Chelsea cuanto antes.

No se ha acostumbrado ni a la vida en Londres ni al juego de la Premier League y, a sus 26 años, no quiere estancarse. Quiere hacer las maletas y aterrizar en un equipo en el que, al menos, sepa que puede tener futuro, algo que no tiene a día de hoy con los blues.

Pero Florentino ya les ha hecho saber a todos que no tiene la más mínima intención de repescar al español. De ahí que le estén diciendo: “Perdónalo”. Entre otras cosas porque aún no ha olvidado su marcha.

Si bien es cierto que la venta de Morata le reportó un buen cheque al Real (80 millones de euros), Pérez y Zidane estuvieron insistiendo mucho para que no se marchara. El máximo responsable del club le aseguró que, si tenía paciencia, acabaría pasando por encima de Karim Benzema.

Pero Morata, que había sido titular en la Juventus de Turín antes de su regreso a la capital española, no quería estar de nuevo en la sombra y apostó por marcharse.

Una marcha que Florentino ni ha perdonado ni ha olvidado. Álvaro, por mucho que Ramos, Carvajal, Lucas Vázquez y compañía estén presionando por él, no va volver al Bernabéu. Al menos de momento.

Morata en el Real Madrid  | EFE

Morata llama al Barça

Es por eso que el delantero español, consciente de que en el Camp Nou buscan un ‘9’, se haya ofrecido al Barça. Una opción que está generando ciertas dudas en el club culé. No así en el vestuario.

Messi, Suárez y compañía saben que Morata no sería, al menos al principio, un impedimento o un problema de cara a la continuidad del uruguayo en el once. Lo que tienen muy claro los dos delanteros es que no aceptarán la llegada de un jugador que le quite el puesto al charrúa. Álvaro no lo haría. Llegaría como suplente de lujo y, quizás con el tiempo y si su juego gusta, sí que podría acabar siendo titular.

Sin embargo, en la directiva no lo tienen tan claro. Es cierto que ha habido contactos y que se ha sondeado su posible llegada ahora en enero en forma de cesión. Pero el problema es que en el Barça no están dispuestos a tener que pagar su ficha y luego tener que aceptar una opción de compra obligatoria que, seguro, impondrán desde Londres.

Morata | EFE

Y es que el Chelsea, por mucho que ya le haya hecho saber a Álvaro que facilitará su salida, quiere recuperar parte de la fuerte inversión que realizaron por él. Además, a nivel deportivo, cuentan desde dentro que el perfil ideal sería el de un delantero quizás más polivalente que Morata, muy centrado en el área.

En cualquier caso, la opción no está descartada. Difícil, sí, desde luego, pero no imposible. Y más teniendo en cuenta que otros grandes como el Atlético de Madrid, Sevilla, PSG, Bayern de Múnich e incluso Mónaco también están detrás del español. Veremos dónde acaba jugando el canterano blanco. Verlo vestido de blaugrana sería un bombazo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad