Vinícius | EFE

“¿Sabes lo de Vinícius?”. El lío que tapa Florentino Pérez (y Solari) en el Real Madrid

stop

La verdad oculta en el vestuario sobre el brasileño

10 de enero de 2019 (10:34 CET)

Vinícius Jr fue uno de los jugadores destacados en el Real Madrid-Leganés. El brasileño fue titular por segundo partido consecutivo y respondió a la confianza de Santiago Solari.

El delantero brasileño anotó de volea un balón centrado por Álvaro Odriozola. Corría el minuto 77 y el tanto dejaba la eliminatoria prácticamente vista para sentencia. Fue el 3-0.

La grada se rinde a Vinícius

Un regalo a la vista que la grada del Santiago Bernabéu, hambrienta y necesitada de ilusiones, celebró efusivamente.

El tanto fue el tercero de su cuenta goleadora. Antes había anotado contra el Valladolid y contra el Melilla en la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Y muchos celebran las progresiones del sudamericano. Es el único jugador que está generando algo de alegría en la afición.

Pero la realidad en el vestuario blanco es otra. “¿Sabes lo de Vinícius?”, preguntan los que conocen la verdadera situación del atacante en el grupo merengue. En el núcleo duro no las tienen todas con el delantero. Son pocos los que hacen buenas migas con el brasileño. Vinícius no ha sabido ganarse a los pesos pesados.

Lo que opinan de Vinícius en el vestuario del Real Madrid

Consideran Sergio Ramos y compañía que Vinícius lleva unos aires de estrella demasiado subidos. La celebración que hizo en el partido contra el Valladolid, por ejemplo, no gustó nada en el vestuario.

Vinícius | EFE

El futbolista se puso a hacer reverencias a la grada, cuando en realidad su disparo se marchaba por la línea de banda. Suerte tuvo de que el defensa paraba por allí y se la metió en propia.

Y cierto es que el gol contra el Leganés fue de bella factura. Pero a esas alturas del choque los pepineros ya habían bajado los brazos. Y muchos se preguntan si será capaz de hacerlo en los partidos grandes.

Y ojo, porque fuera del equipo tampoco estaría un comportamiento ejemplar. Se dice que lleva una vida social demasiado activa. De hecho, Florentino adelantó 6 meses su llegada para alejarlo de la vida movida que llevaba en Brasil. Pero esta situación parece que no ha cambiado. Y muchos tienen la mosca tras la oreja.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad