Sergio Ramos y Florentino Pérez | EFE

Sergio Ramos o la última de Florentino Pérez: “¿Cuánto hay que poner?”. Y es para quitárselo a Messi (y al Barça)

stop

El presidente del Real Madrid mueve ficha

09 de octubre de 2018 (12:03 CET)

El Real Madrid anda en busca y captura de un centrocampista. Pero no de uno cualquiera. En la entidad blanca quieren un jugador joven, que asegure años de fútbol por delante, pero que a la vez esté contrastado y tenga experiencia en la élite. En el fútbol de alto nivel.

Urgencias en el centro del campo

Casemiro necesita un recambio urgente. El brasileño no tiene un relevo natural y no puede jugarlo todo cada temporada. Luka Modric, a sus 33 años, genera el pensamiento en el club de que ya dio lo mejor. Dani Ceballos, por su parte, no termina de explotar y no le ven preparado para asumir los galones de la titularidad.

Así las cosas, sin contar a Isco Alarcón y a Toni Kroos, el Madrid anda falto de efectivos de primera línea en la medular.

Isco Alarcón | EFE

El Real Madrid rastrea el mercado

Pero encontrar un centrocampista con este perfil no será fácil. Existen algunos nombres pero no son operaciones que se presenten rodadas para Florentino Pérez.

Además, a los objetivos que tiene fijados el Madrid también los sigue el FC Barcelona, mientras que las operaciones no pinta que se puedan llegar a concretar en el mercado invernal. Y es que la necesidad impera en el Madrid.

Paul Pogba sigue en el objetivo

Uno de los cracks pretendidos, como ha recogido Diario Gol en más de una ocasión, es Paul Pogba (25). El centrocampista francés del Manchester United va como loco por salir de Old Trafford.

Su relación con José Mourinho es insostenible. Sobre todo desde el episodio en el que los red devils cayeron eliminados de la Copa de La Liga contra el Derby County y el futbolista estaba en la grada grabando vídeos y subiéndolos a las redes sociales en los que se le veía riendo y bromeando.

De hecho, las imágenes del reencuentro de Pogba y Mou en el siguiente entrenamiento dieron la vuelta al mundo. La ruptura entre el jugador y el míster es total.

Pero su contratación no le saldrá al presidente por menos de 90 millones. Y eso tirando por lo bajo, pues a ello hay que añadir su elevado sueldo, como mínimo. Asimismo, será muy complicado que el United abra las puertas al galo en enero.

Frenkie de Jong gana enteros

Otra opción es la de Frenkie de Jong (21). El centrocampista del Ajax crece a marchas forzadas y el conjunto holandés se le empieza a quedar pequeño.

De Jong| EFE

Además, el precio de Frenkie tampoco es muy descabellado. Por unos 80 millones podría vestir la elástica madridista. Pero el jugador ya declaró que quiere completar la temporada en Ámsterdam. Como mucho las partes aceptarían cerrar ya la operación, pero con la condición de que De Jong se quede en cedido hasta final de temporada.

Adrien Rabiot, a tiro

El tercero en la lista es Adrien Rabiot, del Paris Saint Germain, que por su situación es el que se sitúa más cerca del Santiago Bernabéu. En su caso, sus circunstancias contractuales sí podrían llevarlo a la capital en el próximo mercado invernal.

El francés de 23 años termina contrato en junio del 2019, lo que a priori lleva a pensar que vendría con la carta de libertad bajo el brazo. Pero el jugador y su representante no son tontos. “¿Cuánto hay que poner?”, pregunta el presidente, y es que pagar por pagar,

La oportunidad de 30 millones de euros

Tiene muy claro que si salen gratis pedirán una prima de fichaje, y esta no bajará de los 30 millones de euros.

Una cantidad que es exactamente la que pide el PSG por dejar salir al francés en invierno: 30 'kilos'. El futbolista no ha querido renovar y Nasser Al-Khleaïfi y compañía no quieren ver como el crack se marcha sin dejar ni un euro en las arcas del conjunto parisino. Pérez ya sabe “cuanto hay que poner”.

Adrien Rabiot | EFE

Así las cosas, pagar por pagar, Florentino prefiere soltar ya estos 30 ‘kilos’ y traerse ya a su pretendido cuanto antes. Además, sabe que si se espera al próximo verano, el Barça puede entrar en juego, lo que no haría más que elevar el coste de su sueldo y de la prima de fichaje.

Con todo, Rabiot sería un refuerzo de lujo para encarar lo que queda de temporada, al margen de si los blancos cierran el fichaje de algún delantero. Pero ya es otra historia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad