Florentino Pérez  | EFE

Florentino Pérez pone 60 millones. Y es para quitárselo al Barça de Messi (y no es De Jong, Pogba, Rabiot y compañía)

stop

El presidente mueve ficha y activa un nuevo culebrón

12 de octubre de 2019 (10:57 CET)

Dudas. FC Barcelona y Real Madrid no han empezado con buen pie esta temporada. Los dos grandes de LaLiga han dado algunas de arena, pero también unas cuantas de cal.

Los blancos inauguraron la temporada con una derrota sonada en Tallin, cuando perdieron contra el Atlético de Madrid en la final de la Supercopa de España (2-4).

Mal inicio para el Real Madrid

El primer partido de la era post Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo fue de la peor manera. La preocupación invadió de repente las diferentes parcelas del club. Tanto el vestuario, donde algunos pesos pesados y el cuerpo técnico no veían una plantilla suficiente para aspirar a todo, como entre la afición, que compartían la misma opinión.

Pero el inicio de LaLiga fue distinto. Los merengues firmaron tres victorias consecutivas ante Getafe, Girona y Leganés, con dos goleadas incluidas contra los pepineros y los catalanes (1-4 y 4-1).

Pero a partir de entonces empezaron a aflorar las carencias. Los de la capital empataron en San Mamés (1-1) en un partido gris, mientras que no fueron capaces de superar al Espanyol más que por la mínima. La debacle contra el Sevilla del pasado miércoles fue la gota que colmó el vaso. Ni la victoria contra la Roma en el estreno de la Champions League mejora las sensaciones sobre el proyecto de Julen Lopetegui.

El Barça, de más a mucho menos

Por su parte, los culés sí ganaron al Sevilla en agosto, en una victoria que además significó el primer título de esta temporada para los blaugrana: la Supercopa de España.

 

Asimismo, sumaron cinco victorias seguidas más contra el Alavés, el Huesca, el Valladolid, la Real Sociedad y el PSV Eindhoven. En cambio, al contrario que el Madrid, fueron incapaces de superar al Girona en el Camp Nou (2-2) y al Leganés en Butarque (2-1), lo que como en el Real, ha hecho saltar las alarmas en el club.

Los eternos rivales sospechan cada vez más que con las plantillas que tienen será muy difícil aspirar a todo y plantar cara a los grandes de Europa. Hay cosas que deben cambiar en ambos conjuntos. Sobre todo del centro del campo hacia atrás.

Madrid y Barça buscan parches para sus plantillas

Tanto en el Madrid como en el Barça opinan que los equipos necesitan apuntalar la medular. Paul Pogba , Frenkie de Jong y Adrien Rabiot son los favoritos.

Pogba, De Jong y Rabiot siguen en la palestra

Pogba (25 años) se ha presentado en los últimos días como la opción más factible. La relación del francés con José Mourinho ya estaba deteriorada y los acontecimientos de los últimos días, han hecho estallar el polvorín.

Primero Mou retiró la segunda capitanía al galo; después se vio a Pogba mofándose en un vídeo desde la grada mientras los red devils caían de la Copa de la Liga frente al Derby County en los penaltis, y finalmente se produjo un cara a cara en el entrenamiento que ha dado la vuelta al mundo.

Por 90 millones o menos, el jugador saldría pitando de Old Trafford, ya fuera al Madrid o al Barça.

Frenkie de Jong (21 años), por su parte, ya dejó claro que quiere completar la temporada en el club holandés antes de dar el salto a un grande. No obstante, por unos 80 millones los holandeses estarían dispuestos a sentarse a negociar.

Todo dependerá de si el Ajax supera la fase de grupos de la Champions League. Si lo logra será más difícil arrebatarle al joven crack al club neerlandés. Si los de Ámsterdam caen, podría ser clave para que De Jong aceptara salir.

Otra opción que se baraja en la capital holandesa es aceptar la venta del jugador en invierno, pero retenerlo cedido hasta junio del 2019.

Adrien Rabiot (23 años) es otra historia. El francés termina contrato en junio del 2019, lo que abre dos escenarios posibles. La primera es la contratación del centrocampista en el mercado invernal a cambio de unos 30 millones de euros, la cifra que aceptaría el PSG para dejar salir al galo con tal de no verlo salir gratis en junio. Y es que no pinta que Rabiot vaya a aceptar la oferta de renovación que le han puesto sobre la mesa.

Adrien Rabiot | EFE

El otro panorama consiste en dejar al jugador en París hasta el próximo verano, cuando el jugador tenga la carta de libertad, pero entonces el que se haga con sus servicios tendrá que asumir una prima de fichaje que, ya han avisado desde el entorno del francés, será de la misma cantidad que costaría su traspaso: 30 ‘kilos’.

El otro problema de Barça y Madrid

Pero al margen de las necesidades en la medular, ambos equipos, Barça y Madrid, comparten un mal común que solo podría solucionarse con un jugador del perfil de David Alaba.

David Alaba, el nuevo objeto de deseo de Florentino Pérez para el Real Madrid, cuesta 80 millones de euros | EFE

Ni Marcelo ni Jordi Alba tienen relevo de garantías en sus respectivos equipos, mientras que el centro de las dos defensas está dejando mucho que desear. Ramos no está en su mejor forma, mientras que Varane no termina de despegar.

En el Barça, Piqué está en el punto de mira por algunos errores fatales cometidos en los últimos partidos, mientras que Umtiti arrastra demasiados minutos del pasado verano. Y Clement Lenglet, tras la expulsión, no se puede decir que haya empezado con el mejor pie.

Alaba, objetivo prioritario

Por eso en ambas cúpulas se han fijado en el mismo futbolista: David Alaba (25). El austríaco del Bayern de Múnich hace tiempo que quiere cambiar de aires y el Bará y el Madrid se postulan como los destinos favoritos para el defensa.

Alaba, además, es un 3x1. Podría dar descanso a Casemiro o a Sergio Busquets, que tampoco tienen recambio de primera línea en sendas plantillas.

Con todo, según Transfermarkt Alaba está tasado en unos 50 millones de euros, con lo que su fichaje podría fraguarse entre 60 y 80 millones entre fijos y variables. El primero que llegue a la meta, gana.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad