Florentino Pérez | EFE

Messi se va a asustar (y de verdad): 400 millones. La última locura de Florentino Pérez (y no es Neymar, Mbappé, Harry Kane y compañía)

stop

El Barça tiembla con los planes del presidente del Real Madrid

28 de noviembre de 2018 (18:55 CET)

El Real Madrid sacó los tres puntos ante la Roma en el último partido de Champions. Se trata de un respiro para Solari y para el equipo, sin embargo, sigue teniendo bastantes carencias en el juego. Y las estrellas siguen sin convencer. El mal inicio de temporada acabó con la paciencia de Florentino Pérez, que ya no dará marcha atrás, pase lo que pase, y está planificando la próxima temporada.

El presidente blanco tiene una máxima: dejen salir antes de entrar. Para ello, tiene a muchos jugadores en la rampa de despegue y no le temblará el pulso si se tiene que desprender de ellos para poder acometer nuevos e ilusionantes fichajes.

Además, desde las oficinas del Santiago Bernabéu se contempla que hay dinero de sobra para empezar a negociar con los ‘cracks’ más importantes del panorama futbolístico. Y es que la cartera madridista hace tres años que no tiene grandes desembolsos. Y añáde a eso las salidas de futbolistas importantes, como Cristiano Ronaldo. El portugués dejó 100 ‘kilos’ en las arcas de Pérez.

En este sentido, y desde la directiva madridista se hacen cálculos de lo que se podría sacar por algunos integrantes de la plantilla que antes eran imprescindibles, pero que, visto el flojo rendimiento que están ofreciendo está campaña, han dejado de serlo. La última locura del presidente pasa por sacar hasta 400 millones, ni más ni menos, por este excedente que ya figura en el escaparate del mercado. 

Marco Asensio, en la rampa de salida

Asensio es el primero que aparece en la ‘lista negra’ del presidente. Sus discretos números en este inicio y las últimas filtraciones advirtiendo sobre salidas a deshoras y una vida social muy agitada, podría ponerle con pie y medio fuera del club. Sin embargo, nunca sería traspasado por menos de 120 millones de euros. A pesar de su rendimiento irregular, no deja de ser un jugador joven, con calidad y mucha proyección. Marco ya que no es titular indiscutible con Solari. La Premier es uno de los destinos que más suenan para el balear y, este estaría encantado de afrontar nuevos retos tras quemar una etapa de su carrera en el Bernabéu.

Isco Alarcón y Marco Asensio | EFE

Isco, de titular a desconvocado

Otro caso es el de Isco. El malagueño se encuentra en una encrucijada tras la llegada del nuevo preparador al banquillo merengue. No cuenta con él y ya le ha dejado dos veces en la grada, en los seis partidos que lleva el argentino a los mandos del vestuario blanco.

Su estado físico y sus enfrentamientos con el cuerpo técnico le tienen en el punto de mira. Además, Florentino no le perdona su chantaje cuando tenía que renovar: “O pagas o me voy al Barça”, fue el aviso del andaluz.

Todo esto no pasa desapercibido entre la cúpula directiva y ya se piensa en poder sacar 80 millones de euros por él. Una cantidad que sería suficiente para que viéramos al de Arroyo de la Miel fuera de Chamartín. Novias no le faltan.

Bale no es el nuevo Cristiano Ronaldo

Otro de los ‘pesos pesados’ del vestuario que también está en venta e Gareth Bale. El galés sigue se recoger el testigo de ‘crack’ que dejó, este verano, Cristiano Ronaldo con su marcha a la Juventus. Sus continuas lesiones y sus ‘malos gestos’ cuando ha decidido prirorizar su selección por delante del Madrid, aún estando lesionado, aún escucen entre los capos. 

En Concha Espina se tasa al galés en 150 millones de euros, pero una oferta de 100 'kilos' se vería con buenos ojos y supondría el adiós a un futbolista que, prácticamente siempre, ha traído más problemas que beneficios.

Gareth Bale | EFE

Benzema no convence

Y si con el rendimiento del británico no se está contento, menos aún con el otro referente de la delantera. Karim Benzema figura en los papeles del ‘presi’ para, si llegara una oferta decente, no poner ningún inconveniente a su marcha.

En el caso del francés, el precio mínimo de venta en las oficinas madridistas se fija en 60 millones de euros. Se considera que su fichaje está más que rentabilizado y que su ficha, muy generosa, será un problema. Además, Karim, y en este sentido, ya ha avisado: tiene contrato y no va a perder un sólo euro con un posible cambio. El problema es del Real Madrid. 

Modric, en su recta final

El último que completaría esa cifra de 400 millones de euros es Luka Modric. En el club blanco existe el convencimiento de que el croata ha llegado al pico más alto de su carrera deportiva esta temporada. A partir de ahora, aseguran desde dentro, todo será descenso sin freno.

Su edad, 33 años, es un hándicap que no gusta a un Florentino que está apostando por jugadores jóvenes, Por ello, si algún club pusiera sobre la mesa  un mínimo de 40 millones, su marcha del Bernabéu quedaría sellada.

En total, 400 millones en los bolsillos de un Florentino Pérez que ostenta el honor de ser el presidente más derrochador de la primera década de los 2000. Una cifra que hace temblar al Barça y a Messi porque con tanto poder económico podría hacer frente a los fichajes de Neymar o Mbappé, Harry Kane y el que le venga en gana. 

El nuevo Real Madrid 2019-20 ya huele a otra cosa. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad