Florentino Pérez | EFE

Florentino Pérez tiene dos fichajes bomba para esta semana en el Real Madrid

stop

El presidente del club blanco y los refuerzos inminentes para Zidane

28 de julio de 2019 (11:55 CET)

Florentino Pérez pasa al ataque. Y no precisamente porque quiera, sino porque ve que es inevitable. Antes de empezar la gira americana de pretemporada la directiva creía que la plantilla estaba prácticamente cerrada y que tan solo debían hacer frente a algunas salidas y, si se daba el caso, alguna llegada.

Pero el drama ante el Atlético de Madrid ha dejado en evidencia a los que aseguraban que Zinedine Zidane ya lo tenía todo hecho y engrasado. Todo lo contrario. El equipo tipo es el mismo que el de la temporada anterior a excepción de Eden Hazard que, encima, no es que esté demostrando ser uno de esos jugadores capaces de cargar con todo el peso del equipo él solo.

Eden Hazard | EFE

De hecho, el belga y Zidane han llegado a un acuerdo: el Madrid necesita otro delantero top, y más tras la lesión de Marco Asensio y la más que probable salida de Gareth Bale. Sin embargo lo que más preocupa en la directiva no es tanto la delantera, que también, sino el centro del campo.

Los dos fichajes bomba de Florentino Pérez

Y es que tras la salida de Ceballos y Marcos Llorente, y la más que probable venta o cesión de jugadores como James Rodríguez y Lucas Silva, la xona media del conjunto blanco está compuesta por Casemiro, Kroos, Modric, Fede Valverde e Isco. Jugadores que ya demostraron la temporada pasada que no es que estén pasando precisamente por su mejor momento.

Ya sea por un tema de edad como en el caso de Luka o por un tema de saber que no tienen competencia como Casemiro o Kroos, el Real tiene un problema en la media. Y un problema serio, como bien quedó reflejado en la debacle ante el Atlético de Madrid.

Es por eso que Florentino ha decido pasar a la acción  e intentar cerrad cuanto antes dos fichajes para reforzar el centro del campo dos nombres para, también, ilusionar a la parroquia blanca que, visto lo visto, no lo ve nada claro.

Paul Pogba, el galáctico de Zidane

El primero de ellos es el gran deseado de Zidane: Paul Pogba. No es ningún secreto que el centrocampista francés quiere salir del Manchester United y recalara en el Santiago Bernabéu.

Desde su entorno lo han dicho por activa y por pasiva. Incluso su hermano Mathias Pogba, que acaba de fichar por el CD Manchego de Tercera División, no esconde la voluntad de Paul: “Yo quiero siempre lo mejor para mi hermano. Si piensa que es el mejor equipo (por el Real Madrid) para él, va a venir”.

La dificultad ahora reside en las negociaciones con el Manchester United. Eso sí, parece que, tarde o temprano, los ingleses abrirán las puertas de Pogba. De momento el United ya se está haciendo con sus sustitutos. En las últimas horas se ha avanzado mucho en los fichajes de Bruno Fernandes y Milikovic-Savic, dos centrocampistas. Florentino es consciente que los ingleses acabarán cediendo no sin antes reclamar una buena suma de millones por el galo.

Unos millones que Zidane está dispuesto a pagar. De hecho, el míster es el principal valedor del fichaje de Pogba. Lleva apretando por él mucho tiempo y ahora parece que el presidente está por la labor de contentarle.

Todo apunta a que el centrocampista, si es que acaba llegando, debería hacerlo antes del 8 de agosto, la fecha en la que los clubes ingleses ya no puede inscriir a ningún jugador. Pueden vender, pero no fichar. De ahí que más de uno asegure que esta próxima semana será decisiva.

Christian Eriksen, la opción de Florentino Pérez

El segundo fichaje que tiene en mente el presidente es, de hecho, la que era su primera opción para el centro del campo: Christian Eriksen. El centrocampista danés del Tottenham es un jugador que encaja con lo que buscan en la casa blanca y que, además, resulta mucho más barato y más fácil que Pogba.

Eriksen sigue sin renovar con el conjunto de Mauricio Pochettino y ya ha anunciado que quiere salir de Londres para ir a para a una grande de Europa. Florentino considera además que el carácter y el perfil de jugador de Erisken encaja más con lo que necesitan ahora en la casa blanca.

A diferencia de Pogba, que crea ciertas dudas en la directiva y en el vestuario por su polémico carácter, Eriksen es un tipo de perfil bajo, que no hace ruido y que habla en el campo. “El nuevo Modric”, apuntan muchos desde dentro.

Veremos. Lo cierto es que tanto el galo como el danés han pasado ahora ser fichajes prioritarios en el Bernabéu. La delantera también necesita ajustes, pero, o bien el Real refuerza su centro del campo, o el drama puede ser de los gordos. Lo de Simeone ya ha sido un aviso serio.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad