Florentino Pérez | EFE

Florentino Pérez se carga a Solari (y no es por Mourinho, Pochettino, Löw, Klopp y compañía)

stop

El presidente mueve ficha

07 de enero de 2019 (11:57 CET)

A Florentino Pérez se le terminan los comodines. Y no pinta que las cosas vayan a mejorar a corto plazo. Los blancos han empezado el 2019 peor de lo que terminaron el 2018, al margen de la victoria en el Mundial de Clubes.

Real Madrid Mundial de clubes

De hecho, la competición internacional debería haber sido un punto de inflexión. Se esperaba en Chamartín que la crisis se hubiera amainado y que la imagen del equipo mejoraría este año. Por supuesto, pocos esperaban que los blancos fueran a ganar títulos importantes, pro al menos sí que dieran la cara. Pero nada más lejos de la realidad.

El Real Madrid no levanta cabeza

Los fantasmas no desaparecen. Que los madridistas solo hayan sumado un punto en los dos partidos disputados esta semana no ha hecho más que profundizar la crisis.  Y es que para más inri, los rivales son equipos de media tabla para abajo. De hecho, el Villarreal sigue tonteando con el descenso.

Sí es cierto que este domingo el arbitraje tuvo que ver. El penalti a Vinícius lo era. Y quizás los blancos no lo hubieran transformado. Pero el colegiado tendría que haber pitado.

Santiago Solari no encuentra la tecla

No obstante, el juego mostrado por el equipo de Santiago Solari sigue siendo similar a lo que dieron con Julen Lopetegui. Tanto en Villarreal como este domingo ante la Real firmaron una primera parte bastante aceptable. Contra el Submarino Amarillo iban ganando y este domingo lo merecían. De hecho, los locales crearon hasta cuatro ocasiones claras, incluido un palo de Lucas Vázquez.

Pero en la segunda los merengues desaparecieron. Los de Solari cedieron terreno al rival y poco a poco se fueron borrando del partido. Y a punto estuvieron de perder por goleada. El 0-3 estuvo muy cerca en los últimos minutos. A los jugadores les cuesta cada vez menos bajar los brazos.

Florentino Pérez, avisado

Una situación de la que la afición es muy consciente. La parroquia madridista es fiel al equipo, sobre todo en la derrota. Pero la situación ya esta pasando de castaño oscuro. Los seguidores se sienten decepcionados y engañados. El que hubieran poco más de 50.000 personas este domingo en Santiago Bernabéu, cuando hace unos meses era difícil encontrar entradas para cualquier partido, es buena prueba del hartazgo de los socios. Y ojo, porque no se callan una.

Por primera vez en mucho tiempo, los gritos de ”Florentino, dimisión” se hicieron oír con fuerza. Y no pasaron desapercibidos para el presidente. Y es que Florentino Pérez sabe tiene que mover ficha.

Florentino Pérez intenta frenar el golpe

Mientras el Madrid esté vivo en las competiciones, no pasará nada. Podrá sostener la situación. Pero si el equipo empieza a caer en las competiciones, tendrá que tomar medidas.

Echar a los jugadores no puede. Al menos a todos a los que daría salida. Con lo que si no mueve otra sección del club, le tocará saltar a él. Y no piensa dejar su puesto,

Por eso la única opción que le queda pasa por volver a sacudir el banquillo. Una carpeta para la que baraja varios nombres.

Florentino Pérez remueve el banquillo

Como ha adelantado Diario gol en más de una ocasión, los favoritos del ‘presi’ son José Mourinho, Mauricio Pochettino, Joachim Löw y Jürgen Klopp. Los tres últimos se presentan como algo imposible. No dejarán a medias sus respectivos proyectos en el Tottenham, la Selección Alemana y el Liverpool. Solo se sentarían a hablar a final de temporada. Y dependiendo de como vayan las cosas en sus equipos.

Mourinho se presenta como la única opción factible,  tras ser destituido en el Manchester United. Pero Pérez sabe que si mete al luso todo podía saltar por los aires. En el vestuario no le quieren. Y ya se vio con Antonio Conte como las gasta Sergio Ramos. El capitán no se corta cuando toca decir que no a un nuevo entrenador en público.

Además, Mou tampoco está dispuesto a coger el proyecto de otro. No se pondrá al mando de un equipo a medio hacer. Tiene poco que ganar y mucho que perder. Y más visto lo que es capaz de dar el Madrid esta temporada.

El plan de contención de Florentino Pérez

Por eso, mientras espera a poder meter a uno de los técnicos que pretende, Florentino está estudiando relevar a Solari del puesto y meter a otro técnico de la casa. Lo que sea para ganar algo de tiempo y evitar que todas las miradas y los dedos señalen al palco.

Una de las opciones que se barajan en la T4 del Santiago Bernabéu es la de Fernando Hierro, el segundo de Julen Lopetegui en la Selección Española cuando el vasco firmó por el Madrid.

Fernando Hierro sufre en el banquillo durante el partido entre Irán y España del mundial de fútbol de Rusia.  /EFE/EPA/ROBERT GHEMENT

Hierro conoce la casa y sería una figura respetada en el vestuario. Y no sería un técnico que impusiera su mano dura. Es decir, un nuevo ‘Zidane’,  justo lo que necesita el equipo en este instante. Mientras tanto, otros de los nombres que suenan son los de José María GutiérrezGuti’ y de Michael Laudrup. Veremos durante cuanto tiempo puede sostener la situación Florentino Pérez.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad