Leo Messi, Arthur y Jordi Alba | EFE

Messi o lo peor para Florentino Pérez está al caer: la bomba en el Getafe-Barça

stop

Los culés aumentan la distancia con un Real Madrid que no sabe lo peor

06 de enero de 2019 (22:35 CET)

El Barça llegaba al Coliseum Alfonso Pérez sabiendo lo que habían hecho sus perseguidores. Atlético y Sevilla habían empatado y el Real Madrid había perdido, una vez más, en el Bernabéu ante la Real Sociedad. Mejor no se le podía poner la jornada a los catalanes, que aprovecharon tanto tropiezo. 

Polémica y victoria parcial al descanso

El partido comenzó con polémica y es que el Getafe hacía el 1-0 por medio de Mata, pero el árbitro del encuentro señaló una falta que no existió. Tampoco fuera de juego, pero el colegiado evitó que los azulones se adelantaran en el marcador.

El Barça empezó a dominar un partido que se le estaba complicando y Leo Messi se sacó de la chistera una jugada para, ahora sí, adelantar esta vez a los culés. Logró rematar entre dos defensores del equipo madrileño, David Soria rechazó el balón y quedó muerto al ‘10’ argentino, que sólo tuvo que empujar el balón a la red.

Leo Messi | EFE

Se le ponía de cara un partido a los blaugranas. Aunque, más lo haría pocos minutos después, cuando Luis Suárez empalmó el esférico desde fuera del área para batir a Soria y casi sentenciar el partido. El golazo del uruguayo fue bestial, que vuelve a ver portería y 0-2.

Parecía ya un paseo para los de Valverde, pero este Getafe nunca se rinde. Una jugada por la banda izquierda acabó con un centro al área para Ángel que se la dejó en bandeja y, ahora sí, a Mata no le anularon el gol que acortaba diferencias. Se abría de nuevo un partido que el Barça tenía casi cerrado. Así se llegó al descanso.

Luis Suárez | EFE

La segunda parte, más tranquila

En la segunda mitad, los madrileños salieron mucho más enchufados al partido y tuvieron varias ocasiones para empatar el encuentro. Sin embargo, los culés supieron mantener el resultado de 1-2 hasta al final, a pesar de que Mata tuvo una ocasión a puerta vacía para llevarse un punto del duelo frente al líder. Un líder que lo es más todavía, tras esta jornada. 

Y lo mejor está por llegar

Las alegrías no se quedan solo en los resultados de esta jornada. Y es que en el seno del club saben que está temporada pueden volver a salir campeones de varios títulos y no están haciendo su mejor campaña.

La diferencia con el Real Madrid en el campeonato de Liga es considerable y, si no se tuerce demasiado, se volverán a embolsar otro campeonato. En la Copa del Rey son los absolutos dominadores del torneo en los últimos años y este año van por el mismo camino. Y en la Champions, no existe ningún rival que, a priori, sea superior al equipo de Valverde.

Y queda el mercado. Los futbolistas deseados por Bartomeu están casi cerrados. Y es que, a pesar de que tienen un equipo competitivo y rindiendo mucho mejor que su eterno rival, lo van a reforzar con objetivos de Florentino.

Rabiot y Todibo tienen muchas opciones de recalar en este mes de enero en el Camp Nou y De Jong lo haría en junio, aunque la operación se cerraría en este mercado invernal. Un duro golpe al Real Madrid, que busca en el mercado jugadores para reforzar su plantilla y ve como se marchan al eterno rival.

Mucho aluden a la teoría de los polos opuestos, que dice que cuando uno está bien, el otro está mal. En este caso, uno está bien, pero el otro está muy mal. Y peor que pueden estar si Messi y compañía se salen con la suya…

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad