Sergio Ramos | EFE

Florentino Pérez o “Que Sergio Ramos cuente la verdad" (y es peor que perder contra el Sevilla: el verdadero escándalo en el Real Madrid)

stop

Los de Julen Lopetegui salen goleados por 3-0 en el Sánchez Pizjuán

27 de septiembre de 2018 (00:16 CET)

Despropósito del Real Madrid en Sevilla. Los de Julen Lopetegui ha caído derrotados por 3-0 en un partido para olvidar. Los de Pablo Machín han sido superiores en todos los aspectos del del encuentro, tanto a nivel emocional como, sobretodo, a nivel deportivo. Un doblete de André Silva y un gol de Ben Yedder han sentenciado a los blancos.

Los locales han salido enchufados desde el primer minuto. Literalmente. El Madrid ha salido dormido a un campo en el que eso se paga. Y vaya si lo ha pagado. Antes del descanso el Sevilla ya había conseguido adelantarse en tres ocasiones. Los locales iban con todo y a por todo y se han encontrado a un Real muy débil, en especial en defensa.

Julen Lopetegui| EFE

La defensa queda muy señalada

Y es que el desastre a nivel defensivo ha sido de los gordos. En especial la banda de Marcelo. Lopetegui ha apostado por una defensa en la que Nacho estaba en el lateral derecho, Varane y Sergio Ramos por el centro y el brasileño como carrilero izquierdo.

Y ha naufragado una vez más el carioca. Como viene siendo habitual en los últimos partidos, Marcelo se ha mostrado tremendamente errático en defensa y por su banda han llegado los dos primeros goles. De nuevo dando la sensación de estar muy lejos de forma, el brasileño ha quedado retratado. En la segunda parte se ha retirado por unas molestias. Una posible lesión que habrá que ver como gestiona Lopetegui.

Por su parte, tampoco es que Ramos y Varane hayan jugado su mejor partido. Cada contra del Sevilla era una autopista para los de Machín, que han entrado cómo y por donde han querido, en especial en la primera parte. De hecho, si no llega a ser por Thibaut Courtois, la goleada hubiese sido mucho mayor.

Courtois| EFE

No sólo atrás

Eso sí, no sólo la defensa ha quedado retratada. El centro del campo, formado por los de los días importantes –Casemiro, Kroos y Modric- ha sido superado, tanto física como tácticamente.  Banega se ha hecho con el control del balón y ha dado un recital de cómo desarbolar defensas con un juego rápido y vertical.

Por su parte, y algo que no es, por desgracia para la afición blanca, noticia, Karim Benzema ha vuelto a dejar muy malas sensaciones. El delantero francés ha entrado en un bucle más que negativo en las últimas semanas, donde está recordando al Benzema de los tiempos oscuros. Sin énfasis y sin ocasiones, Karim ha sido sustituido por Mariano en la segunda parte.

En cuento a Gareth Bale y Marco Asensio, el galés sí que ha tenido alguna ocasión, inclusa un mano a mano con el portero rival, pero ni el galés ni el balear se han mostrado tan letales como deberían.

Asensio | EFE

Julen Lopetegui está en el punto de mira

Sin embargo, el que queda también más que señalado es el técnico del Madrid. Lopetegui ha sacado su once de gala a excepción de Carvajal que ha dejado su puesto a Nacho.

Pero el Sevilla y Pablo Machín han entendido el partido mucho mejor que los blancos. No son pocos los que ya avisaban que ante equipos grandes Lopetegui sufriría. Y hoy lo ha hecho. Si bien es cierto que sí que ha intentado remover a los suyos con las entradas de Mariano, Ceballos y Lucas Vázquez, los merengue se han visto inferiores.

Leo Messi | EFE

Una oportunidad perdida

De ahí que sean muchos los que ya avisen que el vasco está bajo la lupa. Cierto es que, a priori, perder en un campo como el del Sevilla entra dentro de las posibilidades, no es una visita fácil.

Pero teniendo en cuenta que los blancos ya sabían antes de empezar que el Barça había hecho el ridículo ante el Leganés, se esperaba una salida en trompa de los de Julen para ganar y conseguir el liderato. Leo Messi, Philippe Coutinho y compañía han caído ante el colista en un partido marcado por los fallos de Gerard Piqué y por la inoperancia del Barça en ataque. Y el Madrid no lo ha aprovechado. Pero el problema no es de hoy, sino que viene de lejos. Ya en la Supercopa de Europa el Real recibió un aviso.

El desgobierno en el Real Madrid

Y es que no son pocos los que hace tiempo que andan con la mosca tras la oreja. De hecho, hay quien pide que "Sergio Ramos cuente la verdad". ¿Qué verdad? Pues que desde que se ha ido Zinedine Zidane hay ciettos jugadores que se han venido arriba demasiado pronto. Asensio, Isco o Ramos se han hecho con un vestuario que ya no es la piña que sí que era antes y que, como cuentan desde sectores cercanos al club, está más que dividido.

Han vuelto las salidas nocturnas de algunos de los pesos pesados y el clan español se ha hecho con las riendas de Valdebebas. Por su parte, Lopetegui, que leva tiempo con a etiqueta de títere colgada del cuello, no es que sea precisamente un tipo con carisma y capaz de poner firma a más de uno.

Un escándalo que hoy con la derrota ha salido a la luz. Una derrota que hacía tiempo que, viendo como estaba jugando hasta la fecha el Real, se podía esperar. Eso sí, las consecuencias no serán menores. De momento, el lío ya está encima de la mesa. Y no es menor.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad