Sergio Ramos y Marco Asensio| EFE

“Es muy malo”. Marco Asensio calla. Y Sergio Ramos no quiere hablar (o “Hay que echarlo del Real Madrid”)

stop

El crack que está señalado en Valdebebas

25 de septiembre de 2018 (15:00 CET)

El Real Madrid puede presumir, como se vio ayer en la gala del The Best, de tener una plantilla al alcance de muy pocos. Son muchos los cracks mundiales que se visten de corto cada partido y que son seguidos y admirados por millones de fans.

Sin embrago, hay un jugador que sigue despertando mulas antipatías. Y ese no es otro que Karim Benzema. Y es que la historia vuelve a repetirse una vez más para el delantero francés.

Si bien su inicio de temporada fue esperanzador, en los últimos partidos se ha vuelto a ver a un Benzema apático, desconectado y, lo pero para los intereses del club y de Julen Lopetegui, negado de cara a gol.

Son tras los partidos consecutivos que lleva el galo sin ver puerta, y los fantasmas del pasado ya están reapareciendo. Tanto en las redes sociales, donde no son pocos los que aseguran que, literalmente, “Es muy malo”, como en el entorno del club, donde más de uno insinúa que “Hay que echarlo del Real Madrid”.

Karim Benzema está sentenciado

Pero lo peor para el delantero es que en el vestuario también ha perdido la confianza de sus compañeros. Muchos fueron los que pensaron que Florentino le vendería este verano y que había sido un error volver a apostar por él como el delantero referencia del equipo, pero en las primeras jornadas Karim tapó muchas bocas.

Benzema Mariano | EFE

Se le veía bien, rápido, con gol y con un espíritu diferente. Ya no. Benzema vuelve ahora a ser ese delantero que desaparece en medio de los partidos y que es de todo menos resolutivo.

Y Marco Asensio, Sergio Ramos y el resto de pesos pesados lo sabe, pero callan. Prefieren incluso ni hablar del tema. Es más, no son pocos los que le están pidiendo a Julen que siente al galo y apuesto por Mariano que, entre otras cosas, sí que cuenta con el apoyo de la afición.

La idea del presidente es venderlo en cuento pueda y hacerse con un delantero top, y cuanto antes. Si no es en el mercado de invierno, será el siguiente verano, pero cada vez queda más claro que el Benzema de los primeros partidos fue un espejismo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad