Mariano, Lucas Vázquez, Sergio Ramos e Isco | EFE

Mariano tiene al enemigo en el Real Madrid: “No lo pongas” (o habrá follón)

stop

La guerra estalla con el canterano de por medio

26 de septiembre de 2018 (15:11 CET)

Desaparecido. Karim Benzema lleva unos partidos en los que apenas se le ha visto el pelo. Después de un inicio fulgurante de temporada, el delantero galo lleva tres partidos sin realizar ni un disparo entre palos.

Desde que Karim anotó el 3-1 contra el Leganés el pasado 1 de septiembre, el francés no ha vuelto a poner su objetivo en la portería rival. El delantero tiene la mira desviada o simplemente se mantiene a cubierto.

Karim Benzema, negado

Contra el Athletic Club (1-1) jugó los 90 minutos en los que disparó dos veces, pero el balón se marchó desviado en ambas ocasiones. Ante la Roma jugó solo 62 minutos, en los quesolo disparó una vez, pero se marchó fuera. La cosa fue peor en el último choque contra el Espanyol. Benzema jugó todo el partido, pero no disparó ni una sola vez. Ni dentro, ni fuera. “Jugamos con diez”, apunta más de uno que espera su oportunidad desde el banquillo.

Benzema | EFE

En el cuerpo técnico están valorando darle un partido de descanso, o incluso algo más, a la espera de  que recupere la forma que demostró al inicio de la temporada, cuando anotó cinco goles en cuatro partidos.

Mariano pide paso

Sobretodo viendo que Mariano Díaz solo necesitó unos minutos para poner en pie el Santiago Bernabéu con el golazo que marcó a la Roma en el estreno del Madrid en la Champions League. Hasta entre la afición apuntan al canterano como la que debe ser la primera opción de Julen.

Sin embargo, desde el núcleo duro del vestuario avisan. “No lo pongas”. Entre los pesos pesados corre la opinión de que mejor dejar las cosas como están. Es decir, no quitar la titularidad a Benzema.

Aviso a Lopetegui

Los que le conocen bien saben que no aceptará ir al banquillo, y que si así ocurre el incendio no tardará en llegar.

Además, el ariete tiene aliados en la cúpula. Florentino y su negativa a no dejarlo salir por menos de 60 millones de euros fue uno de los motivos por los que no se fue el pasado verano, y no se quedó para hacer bonito. Lopetegui deberá dar pasos con pies de plomo. Y con mucho cuidado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad