Florentino Pérez | EFE

Florentino Pérez o Isco está en un cambio de cromos bomba (y no es por Hazard, Neymar, Mbappé, Icardi, Harry Kane y compañía)

stop

El trueque del presidente del Real Madrid que envía al español lejos del Santiago Bernabéu

13 de enero de 2019 (11:55 CET)

​Florentino Pérez no está dispuesto a perder el tiempo. Ya con media temporada a sus espaldas, y con un balance más que negativo, el presidente del Real Madrid es consciente que debe tomar medidas drásticas para cambiarla situación del club blanco de cara a los próximos años.

Y, entre los muchos deberes que tiene el máximo responsable de la entidad merengue, uno de ellos pasa por deshacerse de jugadores que no están cumpliendo con las expectativas (como Gareth Bale o Karim Benzema) o que, simplemente, se han convertido en un dolor de cabeza para el madridismo.

Isco Alarcón es ya un problema

Y uno de ellos es Isco Alarcón. El centrocampista andaluz nunca ha gozado del beneplácito de todo el madridismo. Lleva ya unas cuentas temporadas en el Bernabéu y, por una cosa o por otra, nunca ha acabado de asentarse.

Isco | EFE

Pero ahora ya no es un problema de minutos o de rol en el equipo, es un problema aún mayor. La relación entre el español y Santiago Solari es de las peores que se recuerdan en los últimos tiempos en el feudo blanco. El técnico argentino le ha puesto la cruz entre otras cosas por sus desplantes y por su poca implicación en los entrenamientos.

Más allá de Solari, son varios los pesos pesados, entre ellos Sergio Ramos, que están más que disgustados con esta actitud incluso combativa de Isco. “No es así como se gana el beneplácito de un entrenador y un vestuario”, comentan desde el entorno del vestuario.

El cambio de cromos de Florentino Pérez

Un conflicto interno que, como no, ha llegado también a Florentino Pérez. Y el presidente quiere cortar el problema de raíz. ¿Cómo? Vendiendo al español. No son pocas las voces que advierten desde el entorno del presidente que va a ser muy difícil que Isco continúe una temporada más en en Bernabéu.

El problema con el que se está encontrando Florentino es que todo este lío con el centrocampista no está haciendo otra cosa que devaluar su precio. Los 700 millones de cláusula de rescisión que le puso el presidente en su última renovación suena hoy a chiste.

Isco Alarcón | EFE

Nadie está, ni de lejos, dispuesto a pagar una cantidad desorbitada por un jugador que, por mucha técnica que tenga, nunca ha acabado de asentarse y, además, no es que sea precisamente de esos que hace piña.

Es por eso que la idea que tiene Florentino en mente es meterle en un cambio de cromos. De esta forma, por mucho que el la ‘venta’ de Isco no sea millonaria, el máximo responsable del club blanco podrá camuflar el desastre con la llegada de otro jugador.

Un cambio de cromos que no es con Hazard, Neymar, Mbappé, Icardi o Harry Kane. Es con Paulo Dybala.

La bomba de Florentino Pérez

El delantero argentino lleva mucho tiempo en la agenda de Florentino. De hecho, durante el pasado invierno el delantero argentino ya le hizo saber al presidente blanco que estaría encantado de recalar en el Santiago Bernabéu.

El caso es que en la Juventus quieren aprovechar la situación de Isco en el Madrid ara llevárselo a Turín a un precio bajo. Saben que el problema es cada vez mayor y que Pérez no puede pedir una millonada.

Sin embargo, el presidente blanco no va a entrar en la negociación a no ser que el nombre de Dybala está en cima de la mesa. Un Paulo que, tal y como cuentan desde Italia, no vería con malos ojos su salida.

Desde que aterrizó Cristiano Ronaldo en la Juventus, el delantero ha perdido la condición de jugador franquicia y, a sus 25 años, no quiere estar a la sombra de nadie. Quiere ser el líder y el referente de un equipo y eso, mientras CR7 esté en el vestuario de la Vecchia Signora, va a ser imposible.

Cristiano Ronaldo y Dybala| Juventus FC

Además, Dybala es un nombre que gusta mucho a Adidas. La marca alemana es la que viste tanto al club blanco como al jugador argentino, por lo que verlo con la camiseta del Real sería un doble éxito. Y más ahora que los blancos se han quedado sin un referente a nivel mundial.

La Juventus se planta

Una idea, la de cambiar a Isco por Dybala, que parece no cuadrar con los planes del conjunto italiano. Y es que lo que pretenden en Turín es elevar la calidad de su plantilla y convertirla en una de las mejores no tan solo de Italia (que ya lo es) sino de Europa.

Parece difícil entonces que los turineses accedan a soltar a Dybala. Por mucho que estén detrás de Isco, saben que el valor de La Joya es muy superior al del andaluz. Eso sí, si algo sabe hacer bien Florentino es negociar (le sacó 100 millones por un jugador de 33 años hace unos meses), con lo que no se puede descartar nada.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad