Florentino Pérez y Zinedine Zidane | EFE

Florentino Pérez cierra un fichaje en las últimas 24 horas por orden de Zidane

stop

El presidente del Real Madrid ata a un crack para el técnico francés

24 de abril de 2019 (18:55 CET)

​Florentino Pérez ha movido ficha en las últimas 24 horas. A petición de Zinedine Zidane el presidente del Real Madrid ha cerrado el fichaje de Adrien Rabiot. Al menos con el jugador, lo que implica tener ya atado su fichaje al cien por cien.

Cuentan desde el Madrid que ha sido Zinedine el que ha impulsado la llegada de su compatriota. Por dos motivos. Por un lado, porque considera indispensable reformar el centro del campo del Madrid. Por otro, porque el del PSG llegará gratis.

Adrien Rabiot | EFE

Adrien Rabiot, un crack a coste cero

Y es que el centrocampista francés decidió hace ya unos meses descartar todas y cada una de las propuestas de renovación que Nasser Al-Khelaïfi le puso encima de la mesa. Adrien dejó muy claro que su intención era la de abandonar el PSG y la liga francesa.

Fue entonces cuando su madre, que ejerce como representante del jugador, empezó a mover su nombre por todas las secretarías técnicas de los grandes de Europa. El Barça coqueteó con su fichaje, pero finalmente prefirió apostar por el de Frenkie de Jong.

Y Florentino decidió entonces ir a por él. Una decisión que acabó de confirmarse al llegar Zidane de nuevo al banquillo. El míster ve en el centrocampista un relevo perfecto para Toni Kroos. El alemán ya no entra en los planes del galo, y quiere a un jugador de su perfil que llegue con ganas de ganar títulos. Y en eso Rabiot encaja a la perfección.

Cerrado Rabiot, empieza la guerra

Eso sí, si bien en el caso de Adrien sí que ha habido consenso entre el presidente y el técnico, es en la figura del otro centrocampista que debe llegar en verano donde empiezan las guerras entre Florentino y Zidane.

Y es que el míster ya le ha hecho saber al máximo responsable del club que quiere un relevo de primer orden para Luka Modric. Y ahí son tres los nombres que están encima de la mesa.

Por un lado el elegido de Zidane, Paul Pogba. Por otro, el del presidente, Christian Eriksen. Y por último el nombre que crea consenso pero no ilusiona, Miralem Pjanic.

Pogba| EFE

Florentino quiere convencer a Zidane

En este sentido, ahora que ya está atado Rabiot, Florentino quiere aprovechar y convencer a ZZ que la mejor opción es la de descartar a Pogba e ir a por Eriksen. ¿Los motivos? Varios. El primero, cómo no, el económico.

En el Bernabéu saben que tanto el fichaje como la ficha del crack del Manchester United serían astronómicos. Desde Old Trafford han fijado el precio de su jugador franquicia en 150 millones, y Pogba está reclamando, pese a que ahora se diga que está dispuesto a bajarse el sueldo, una ficha de 15 millones.

Por otro lado, desde el vestuario blanco ya le han dejado caer a la directiva que Paul no sería bien recibido. Su polémico carácter y sus aires de divos no son precisamente lo que quieren Sergio Ramos y el resto de capos.

Eriksen, la opción más sensata

Sin embargo, la opción de Eriksen cuenta con muchos más apoyos. Incluso por parte de la afición, que no acaba de ver a Pogba como el gran jugador que puede marcar las diferencias. “Mucho ruido y luego nada”, apuntan muchos en las redes.

Christian Eriksen | EFE

En cambio el danés, con un perfil más bajo en cuanto a repercusión mediática, sí que cumple con el perfil que buscan en el club: un jugador de primer nivel, capaz de guiar a un equipo top, de carácter tranquilo y sin aires de divo.

Además, teniendo en cuenta que el del Tottenham ya le ha hecho saber a Daniel Levy que no quiere renovar hasta que no sepa si el Madrid va o no en serio, su precio sería mucho menor al de Pogba.

Dos opciones para rebajar su precio

Además, la idea que tiene en mente Florentino es la de aprovechar dos de los descartes de Zidane para rebajar el precio de Eriksen. Por un lado está la opción de incluir a Luka Modric y pagar una cantidad cercana a los 50 millones para hacerse con el danés. Esa posibilidad la contemplan desde Londres y gusta, tanto a Pochettino como a Levy.

 Bale| EFE

La otra, la que realmente interesa a Florentino, es la de meter a Bale en el traspaso. Cromo por cromo sin más dinero de por medio. El problema es que, por mucho que los ingleses estén encantados con la idea de poder recuperar a su hijo pródigo, no parece que Bale esté por la labor de regresar al Tottenham. Otra historia sería fichar por el United y aterrizar en Old Trafford como una estrella.

Pjanic en la recámara

Por último está la opción de Miralem Pjanic. El bosnio gusta a Florentino y a Zidane, pero ya saben que mientras Allegri esté al mando de la Juventus de Turín, algo que parece que será así al menos durante un año más, va a ser difícil ficharlo.

Eso sí, si las negociaciones por Pogba y Eriksen acaban fracasando, Florentino moverá ficha y se irá a por el centrocampista y cerebro de la Vecchia Signora.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad