Piqué tiene el primer problema con Koeman: fin a las noches sin control

El técnico holandés del Barça Ronald Koeman da un toque a la plantilla y con un mensaje directo al central catalán Gerard Piqué

Gerard Piqué durante n lance del Barça-Villarreal
Gerard Piqué durante n lance del Barça-Villarreal

El FC Barcelona goleó Villarreal (4-0), en el estreno de los blaugrana en la Liga. Ansu Fati por partida doble (15′ y 19′), Leo Messi de penalti (35′) y Pau Torres en propia meta (45′) dejaron el choque visto para sentencia en la primera mitad. Los catalanes cerraron su regreso a la Liga con una victoria contundente y dejando muy buenas sensaciones.

Ansu Fati celebra uno de sus goles contra el Villarreal
Ansu Fati celebra uno de sus goles contra el Villarreal

Un partido que fue la carta de presentación del proyecto de Ronald Koeman. La última bala del presidente Josep Maria Bartomeu para no confirmarse como el que muchos consideran como el peor presidente de la historia del club.

El presidente lo sabe, y por eso le ha dicho al técnico holandés que no haga concesiones de ningún tipo. Y el míster seguirá las instrucciones a rajatabla. Tanto en lo que respecta a lo que ocurre en el club como fuera de él.

La última oportunidad de Bartomeu

Y sino que se lo pregunten a Gerard Piqué. Al central se le acabaron las escapadas de fin de semana, las presentaciones de la Copa Davis, los viajes a Andorra para gestionar asuntos del club que preside en el Principado, o las cenas en los mejores locales de Barcelona sin hora de vuelta.

Koeman impone mano dura

El héroe de Wembley quiere dejar su huella en el vestuario del conjunto catalán desde el primer día. Y ya ha empezado a perpetrar métodos que en can Barça ya habían olvidado. No está dispuesto a que se repitan humillaciones como la del Bayern de Múnich mientras el equipo esté a sus órdenes. Y exige máximo compromiso y trabajo a los jugadores.

Fotografía: Piqué tiene el primer problema con Koeman: fin a las noches sin control
Messi abandona el campo después de la humillación contra el Bayern de Mñunich

Por eso, una de las primeras premisas que ha tomado ha sido la de insistir en el apartado físico. Eso que no trabajaron Ernesto Valverde y Quique Setién, muy complacientes con los entrenamientos.

Máxima exigencia en los entrenamientos

De entrada, exige puntualidad en los entrenamientos, en los que quiere a los jugadores enchufados desde el primer al último minuto. Y no solo eso. Ya ha avisado a los jugadores que habrán sesiones de 90 minutos a lo largo de la temporada, a diferencia de los 60 minutos a los que se habían acostumbrado.

Unos entrenamientos en los que no quiere bromas, y tampoco que le interrumpan mientras da instrucciones a los jugadores. Algún crack que otro se ha llevado alguna reprimenda.

Ronald Koeman
Ronald Koeman

Koeman apuesta por la meritocracia

Los cracks, además, están avisados. No habrá jerarquías que no obedezcan a los méritos conseguidos en los entrenamientos.

Jordi Alba y Sergio Busquets ya han sido avisados respecto a su estado de forma. Y deberán tener cuidado, pues a Koeman no se le caerán los anillos si tiene que llamar a alguien del filial.

Exige compromiso fuera del club con mensaje subliminal a Piqué

Pero la disciplina de Ronald no termina ahí. El holandés ha dejado claro a los futbolistas que lo que hagan fuera del club tendrá repercusiones. Así, se acabaron las escapadas de fin de semana que Piqué protagoniza a menudo. Y también su afición a los deportes de riesgo. Y sus presentaciones de la Copa Davis. Y los viajecitos a Andorra para lidiar con asuntos de su club. Y el visitar los mejores locales de Barcelona para celebrar cena sin hora de vuelta.

Además, los jugadores deberán respetar al máximo sus horas de sueño y cuidar hasta el último detalle de su alimentación. Y aquí el señalado es Ousmane Dembélé.

Porque Koeman considera que el respeto que se tengan a sí mismos será el que le tengan al resto del equipo. Y ello es la primera regla del compromiso innegociable que reclama a los jugadores que quieran tener protagonismo en su equipo.

El mejor estreno para el nuevo Barça de Koeman

Una mano dura que esta noche se ha notado en el Camp Nou. Porque el equipo se estrenó por todo lo alto. Por fin, meses después desde la última vez que se pudo decir, hoy se vio un buen Barça.

Leo Messi y Antoine Griezmann en una jugada del Barça-Villarreal
Leo Messi y Antoine Griezmann en una jugada del Barça-Villarreal

Los blaugrana firmaron una primera parte muy contundente. Apenas dieron opción a un Villarreal que gracias al VAR no encajó algún gol más, como en la acción en la que pitaron un fuera de juego inexistente a Ansu Fati.

El joven delantero, que volvió loca a la defensa de los de Unai Emery, tuvo un inicio fulgurante. Anotó dos goles en los minutos 15 y 19. Y provocó el penalti que transformó Messi en el 35. Pau Torres completó el naufragio del submarino amarillo en el 45 al rematar en propia meta un balón centrado por el capitán.

La intensidad de los blaugrana disminuyó en el segundo tiempo, pero todavía pudieron caer un par más. Jordi Alba, otro de los hombres destacados, puso un par de centros muy peligrosos, pero ni Griezmann ni Messi pudieron culminar.

El Villarreal no despertó hasta los últimos minutos y tuvieron un par de ocasiones para anotar el gol del honor, pero Neto no fue menos en la buena actuación del equipo. Al final, un 4-0 que deja una nota positiva necesaria en un Barça al que le espera una temporada muy movidita.