Sergio Ramos y Zidane | EFE

Sergio Ramos se alía con Zidane y Benzema para cargarse un fichaje galáctico de Florentino Pérez

stop

El crack del presidente vetado en el vestuario blanco

31 de marzo de 2019 (18:55 CET)

Hasta hace tres semanas, el futuro de Karim Benzema estaba cada vez más lejos del Real Madrid.  No ha sido la peor temporada del delantero francés. Suma 22 goles en 45 partidos. En la pasada, por ejemplo, Karim marcó 12 tantos en 47 choques. O en su primer año en Chamartín, cuando solo anotó 9 goles en 33 partidos. Sin embargo, sus números, su rendimiento y su regularidad no están a la altura de lo que se espera de un ariete titular del Madrid. El curso de Benzema puede definirse como el Guadiana, que a veces está y otras desaparece.

La temporada más irregular de Benzema

Karim tuvo un inicio de temporada realmente bueno. Seis goles en los primeros cinco partidos hicieron pensar a algunos que el francés estaba dispuesto a hacer olvidar a Cristiano Ronaldo. Pero esta solo fue la primera de las rachas irregulares que se han repetido a lo largo del curso. Tuvo otra en noviembre de cuatro goles en cuatro partidos y otra en enero de seis goles en cuatro choques. Y desde entonces, solo cuatro tantos en 10 encuentros.

Al galo este año le tocaba aumentar su protagonismo y peso en el equipo. Debía absorber una importante cuota de los goles que anotaba Cristiano. Pero no ha ido capaz. Tanto es así que muchos lo situaban ya a la venta en el próximo mercado estival.

Pero la llegada de Zinedine Zidane lo cambia todo para el crack. El míster cree que todavía puede sacar jugo del que siempre fue su protegido.

Karim Benzema | EFE

Problema de gol

Pero si algo tiene claro el míster es que Benzema no puede jugarlo todo. Y que, además, el Madrid tiene un problema de gol. Mariano no es el delantero que quiere como relevo del galo. Por eso quiere un segundo delantero que pueda dar descanso al francés.

El perfil que quiere Zidane

El míster piensa en un atacante que acepte ser suplente para dar el salto en el futuro. Que acepte vivir a la sombra de Benzema mientras se van adaptando para heredar el puesto en el futuro. El que más gusta para este puesto es Luka Jovic, aunque también han sonado jugadores como Timo Werner o Piatek.

 

Una lista a la que en las últimas horas se ha sumado otro nombre. Uno que ya conocen en el Santiago Bernabéu. Hablamos de Mauro Icardi, del Inter de Milán, uno de los jugadores que ya estuvo marcado en rojo en la agenda de Florentino Pérez.

Icardi vuelve a la órbita blanca

El Madrid ya estuvo interesado por el atacante en dos ocasiones. Primero el pasado verano, tal y como reconoció el propio delantero en la rueda de prensa previa al Barça-Inter de Milán de la fase de grupos de la Champions League. Una comparecencia en la que, por cierto, se reafirmó en su idea de seguir en el conjunto italiano, silenciando cualquier opción que pudiera situarlo en el Madrid.

Más tarde, cuando el equipo neroazurro quedó apeado de la Liga de Campeones al quedar tercero de su grupo, Icardi volvió a sonar. Florentino quería hacerle ver que el no poder estar entre los más grandes era motivo suficiente para salir de Milán.

Wanda Nara monta el lío

Pero entonces fue su pareja y representante Wanda Nara la que espantó al Real Madrid. “Son las 00:30 y estoy leyendo la oferta de renovación de Icardi", publicaba en Twitter. Al parece el Inter había movido ficha y había mandado una propuesta al jugador para prolongar su contrato. Y ahí empezó un tira y afloja que, como decíamos, no solo alejó al Madrid, sino que puso a Mauro en una complicada situación en el Inter.

Resultado de imagen de wanda nara

Los responsables se cansaron de las vaciladas de Icardi y decidieron apartarlo del equipo. Lleva 40 días al margen del grupo.

La situación de Icardi en el Inter parece no tener solución

Esta semana se dijo que el ariete había pedido perdón y que Luciano Spalletti podría volver a incluirlo en una convocatoria para el importante partido contra la Lazio. Pero el míster lo ha vuelto a dejar fuera.

"Lo he encontrado en cierto modo como un futbolista nuevo porque hacía tiempo que no estaba con nosotros. Después de lo que ha pasado en los últimos tiempos creo que no está preparado para ayudar a sus compañeros en este partido, por lo que no ha sido convocado", dijo en rueda de prensa.

Un panorama ante el que Madrid no es ajeno y tras el que entre los responsables no se dejan de recordar que la cláusula del jugador sigue siendo de 110 millones.

El vestuario veta a Mauro Icardi (y a Wanda Nara)

Sin embargo, en el vestuario no ven su posible fichaje con tan buenos ojos como en la cúpula. Todo lo contrario.

Zidane y los pesos pesados del vestuario liderados por Sergio Ramos opinan que su presencia solo puede ser perjudicial para el grupo. Y no solo él. Ven a su mujer Wanda Nara como una amenaza al bienestar del vestuario.

Además, Icardi no aceptaría ser suplente de Benzema y Zizou sabe que al segundo partido que lo deje en el banquillo tendrá el lío montado. En la T4 ya están avisados.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad